Badabun te recomienda

7 lecciones que aprendes cuando tienes un amor a distancia. Cambiará tu vida

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


Compartir la vida con alguien es de las cosas más lindas que le puede pasar a un ser humano. Si vive en tu ciudad lo puedes ver saliendo de la escuela, el trabajo o los fines. Pero sin exagerar para que no empalague, se siente bonito extrañar. Pero ¿un amor de lejos? ¿felices los cuatro? o tal vez un amor para valientes. Las personas de alrededor pueden tener infinidad de opiniones, pero solamente las personas que lo viven saben que tan difícil o maravilloso puede ser.  

¡Bendita! la tecnología que ha permitido que las redes sociales sean parte de nuestras vidas, esa facilidad que tenemos para conocer a cualquier persona en el mundo, ha incrementado las relaciones a distancia. 

Por eso traigo para ti lo positivo y negativo de tener un amor de lejos:



Lo bueno 

1. Independencia.

Si lo vemos por el lado positivo tener una relación a distancia, te permite amar a alguien pero ser sumamente libre. No tienes que depender de los planes de una persona, llevas tu vida de soltería sin ningún problema pero hay un momento del día en que compartes todo con esa persona a través de los diferentes medios.


2. Mantiene la llama encendida. 

El ser humano por naturaleza quiere eso que no puede tener, que la persona que le gusta esté lejos, lo mantiene interesado y ansioso de querer verla. Incluso hay personas que llegan amar más a distancia. La ilusión se alimenta a diario y no ven la hora de volver a ver a la persona. 

3. Se sienten cerca. 

Como dicen el amor se aparece en el lugar menos indicado, puede ser tu vecino o aquella persona que vive al otro lado del mundo. Necesitas ser una persona segura y sobre todo confiar en tu pareja, para que la distancia pase a segundo término. Apoyándose con las videollamadas, mensajes  y no faltan los que aplican la antigüita por medio de cartas.  

Lo malo

4. Falta de contacto físico. 

Cada quien cuenta cómo le va en la feria, pero de que necesitamos el contacto físico es verdad, es muy frustrante morirte de ganas por besar a tu pareja y  querer traspasar esa pantalla, pero sabes que es imposible. A veces necesitamos un simple abrazo para seguir y es cuando te preguntas ¿Quiero esto para mí? ¿Estoy dispuesto a tener una relación así? 



5. Inseguridad. 

Si eres una persona con baja autoestima ¡Olvídalo! la idea de tener una relación que no verás físicamente. Simplemente eso no va ser para ti, no vas a poder con todas las historias en tu mente, tus días lejos de estar llenos de felicidad, volverán cada minuto un martirio, imaginando que tu pareja tiene encuentros con otras personas. 

6. Posible infidelidad.

La infidelidad puede darse en cualquier situación, sin embargo la falta de intimidad se vuelve una debilidad constante. Tú no sabes si esa persona realmente te está diciendo la verdad, no puedes corroborarlo. Así que si termina metiéndose con alguien más ni siquiera te vas a enterar. 

7. En la vida hay riesgos 

El hecho es que empezar cualquier relación es un riesgo, pero no por eso nos tenemos que poner fatalistas, puede ser posible y hasta mejor que una relación cercana. Mientras haya amor, no importa la espera o la distancia. Las ganas tienen pies y si dos personas ponen de su parte, tarde o temprano estarán juntos. 

Y tú ¿Crees en un amor de lejos?
Recomendados
Recomendados