Badabun te recomienda

CUIDADO! 7 errores que estás cometiendo con tus hijos. Aún hay tiempo

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


Si alguien hiciera al azar la siguiente pregunta ¿Te gustaría tener hijos irresponsables? La mayoría contestaría que no, pues el gran deseo de todos los padres es criar a niños que en un futuro se vuelvan hombres y mujeres de bien. Sin embargo, a todos se nos viene a la mente alguien en particular cuando nos hablan de irresponsabilidad, puede ser un hijo, hermano o amigo. Aquellas personas que a pesar de que se han vuelto adultos no tienen la capacidad de enfrentar las consecuencias de sus actos.  A veces el amor de un padre es tan grande, que no se dan cuenta del daño que le causan a los pequeños por querer solucionarles la vida todo el tiempo. ¡NO! las cosas no funcionan así, no podemos ir por la vida con la bandera de sobreprotección y volviendo adultos inútiles. 

Ten cuidado y pon atención a las siguientes señales que indican que NO estás criando un hijo responsable: 



1. Le ayudas en todo. 

Tenemos la idea de que los niños no pueden porque son pequeños, entonces llegamos al punto en que hacemos todo por él ¿Para qué se esfuerza? Al final sabe que papá o mamá lo van arreglar, sobre todo las madres que juegan a las ¨sacrificadas¨ planchando, lavando y cocinando cada que el hijo se los pide y así hasta que se vuelven adultos. 

2. No le exiges. 

Es increíble como existen padres incapaces de exigir las obligaciones de sus hijos, pareciera que les están pidiendo un favor. Creen que son jóvenes que tienen derecho a divertirse y no preocuparse por problemas de adultos ¡Ojo! también tienen obligaciones, si estudian entonces tener buenas calificaciones es importante y ayudar en los labores de la casa.


3. Exige sus derechos pero no asume sus obligaciones  

Es un acuerdo en común, en donde el hijo tiene derecho a entretenerse, usar el celular, la computadora o salir con sus amigos. Pero también tiene que hacer algo para ganárselo, así es la vida y tienen que entenderlo, por eso luego no quieren trabajar. 

4. Le das lo que te pide. 

¡No quiero que tengan las carencias que yo tuve! es uno de los típicos errores de los padres, quieren llenar a sus hijos de lo que les faltó a ellos en el pasado, a veces en realidad ni tienen dinero pero mueven cielo, mar y tierra por cumplir el capricho del niño. Las carencias son buenas, hacen que valores lo que tienes y los hijos tienen que entenderlo. 



5. Te sientes culpable. 

No se trata de castigar a los hijos por todo, pero sí que cuando se ponga se cumpla, pasa mucho que dicen que no los dejarán jugar videojuegos, no saldrán o les quitan el celular por cierto tiempo, pero no pasan ni 5 minutos cuando se los regresan. Entonces ¿Cómo quieres que tu hijo tome en serio tu palabra? 

6. Tomas decisiones por él.

Este es un error que el 99.9 por ciento de los padres cometemos, queremos imponer nuestro papel de líder y no les damos opciones. Simplemente aplicamos la de ¨Lo vas hacer, porque yo digo y soy tu madre¨. Tenemos que cambiar esa actitud y empezar con un ¿Limpias tu cuarto ahora o más tarde?  esto ayuda a que de adulto no te quedes 4 horas decidiendo a qué lugar ir a cenar. 

7. Te toma la medida. 

Los niños son más listos de lo que imaginamos, nosotros los subestimamos y creemos que siempre están en su mundo, cuando en realidad están conscientes de cada uno de tus pasos ¡Por favor! ellos te conocen de pies a cabeza, saben perfecto en que momento del día pedirte permisos, dinero o regalos. ¡No caigas! 

La responsabilidad es uno de los valores más importantes, así que no te quedes de manos cruzadas y haz algo para que tu hijo se vuelva un adulto de bien. A veces dar de más, resulta la peor opción. 

¡Ánimo padres, se trata de reconocer errores para poder cambiar!
Recomendados
Recomendados