Badabun te recomienda

Mira cómo los chismes están destruyendo tu vida y qué hacer para evitarlos…

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


"A mi no me gusta el chisme" ¿Cuántas veces has dicho esta famosa frase y terminas metiéndote y enterándote de la vida de todos? o ¿te ha pasado que te comes una hamburguesa y te sabe deliciosa? La realidad es que toda la comida chatarra puede ser riquísima pero es mala para nuestro organismo, el exceso puede llevarnos a la muerte y lo mismo ocurre con el chisme, pues éste deja a la vista nuestras miserias para criticar los errores ajenos. 

Hay dos maneras en que puede afectarte su poder aniquilador, cuando tú lo dices o cuando tú protagonizas esa historia que ha dado tanto de qué hablar. Cuando tú eres quien habla de otros, esta acción te permite olvidar por unos cuantos minutos tu realidad, los problemas que hay en ella y hasta te sientes mejor que la persona de quien estás hablando, hasta reduces tu nivel de estrés. 

Ahora, si tú eres el blanco de esas habladurías es posible que los chismes sobre ti destruyan tu reputación, proyectos, sueños e ilusiones. Luego de muchos golpes aprendes que las cosas se toman de quien vienen pero es imposible negar que te afectan. La verdad es que la gente siempre hablará porque así desvían la atención que hay sobre ellos mismos o simplemente te hacen quedar mal para poder ganar algo. 

Lo mejor que puedes hacer cuando alguien cercano a ti empieza a decir algún chisme sobre otros es no ponerle atención y alejarte, te recomiendo las siguientes acciones :


1.- Vete a otro lugar pero sin hacer caras de desprecio
Si lo haces tranquilamente esa persona verá que no te interesa y evitará volver a hablar de otros cuando estés ahí.


2.- Habla siempre bien de los demás
Da algún buen comentario sobre la persona de la que se está hablando, así harás que otros presentes se percaten de lo que está ocurriendo y la persona no se vea afectada. Harás que dejen de hablar de esa persona porque lo estarás defendiendo. 

3.- No seas parte del chisme
Escucha sin opinar ni hacer algún tipo de expresión verbal o no verbal, así no te convertirás en cómplice del chisme. 

Recuerda que tenemos el poder de la palabra y que ésta es como una espada : puede proteger y puede destruir, tú eres quien decide cómo usarla. 

Recomendados
Recomendados