Badabun te recomienda

Cuidado! No te metas en problemas. Aprende a identificar si eres sincero o imprudente…

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


La línea entre sinceridad e imprudencia es muy delgada. Seguro te ha tocado ir a algún evento donde alguien habla de más e insiste en que es muy sincero o “solo dijo la verdad”. Es como la clásica tía que te dice que “te ves muy repuestita”…¿verdad que has escuchado esas frases? 

Quiero aclarar que hay una diferencia entre quienes son imprudentes y los que se pasan de inocentes pues no miden las consecuencias de lo que dicen pero no lo hacen por herir u ofender. 

Los imprudentes son los que no conectan el cerebro con la lengua, no miden sus palabras y defienden su sinceridad diciendo lo que se les ocurra, según porque les agrada hablar con la verdad.

Es cierto que todos podemos expresarnos con libertad, es un derecho y una obligación pero eso también implica que no tenemos derecho a humillar, ofender o hacer sentir menos a los demás.

¿Sientes que la sinceridad se te va de las manos? Entonces tengo unas recomendaciones que pueden ayudarte a mejorar tu conducta: 

1.- Piensa antes de actuar

Observa tu pasado y piensa en si lo que has obtenido en tus relaciones anteriores es lo que quieres para tu presente y tu futuro. Considera que tus comentarios pudieron dañar a alguien y hasta pudieron afectar tu persona.

2.- Analiza qué consecuencias habrá con lo que dices

Observa si lo que estás diciendo es algo que puedas sostener en cualquier momento y si realmente es importante . Recuerda que todo lo que decimos habla sobre nosotros, el fin no justifica los medios y no se vale hablar mal de alguien por entretener a otros. 

3.- Analiza con quién estás hablando 

Considera el tipo de gente que te rodea, lo que esperan de ti y lo que te conviene expresar o no en el momento.

4.- Recuerda que contar de más también es una imprudencia

El preguntar de más, contar demasiado sobre ti o de alguien que conoces no es correcto. A veces ocurre que en reuniones por querer ser el centro de atención recurrimos a comentarios sobre otras personas, no importa que esté presente o no, es algo que no se vale. 

Cuando dudes recuerda esta frase: “La palabra tiene poder. Si no tienes algo bueno, positivo o productivo qué decir, es mejor no decir nada”.

Recomendados
Recomendados