Badabun te recomienda

No arruines el futuro de tus hijos… Descubre si eres un padre chantajista…

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


Es verdad que los hijos no llegan al mundo con un manual de cuidados, cada madre y cada padre hacen lo que consideran mejor para que esos niños se conviertan en personas de bien. También están los casos de horror que simplemente no podemos comprender, les desgracian la vida a los hijos con abusos de diversos tipos ¿Hasta dónde termina la labor de los padres?

Yo no soy quién para juzgar los procedimientos que los padres usan para obtener la atención y el respeto de sus hijos, lo que le funciona a uno quizá a otro no pero es muy probable que estés familiarizado con técnicas de chantaje. 

Quiero compartirte en esta ocasión una pequeña clasificación de padres chantajistas para saber si practicas alguna de estas conductas y la puedas corregir: 

1.- Castigadores

Aquí el padre reta al hijo para ver hasta dónde puede llegar con frases como “síguele y verás que no te vuelvo a dar un peso más”. Lamentablemente esta técnica no falla pero funciona a base de amenazas que rara vez se cumplen, pues interfiere el amor de madre o de padre. Lo peor del caso es que los hijos le toman la medida a sus papás y saben que esos castigos jamás llegarán.

2.- Auto-castigadores o víctimas

Son los papás que amenazan a los hijos con que si no hacen lo que ellos quieren, son ellos mismos quienes sufrirán. Aplican frases como “Me van a mandar a panteón” o “me van a causar un infarto”. 

3.- Chantaje a base de premios

Sin duda es la estrategia más usada y más costosa pues para incentivar al hijo a obedecer prometen premios. Este tipo de chantajes aparece cuando el padre y la madre no pudieron imponer límites, el hijo es quien tiene el control de la situación. 

La recomendación es inculcarle a los hijos que así como tienen derechos también tienen obligaciones, hablar con ellos sobre las expectativas que se tienen y lo que ocurrirá si no las cumplen, en caso de que esto ocurra cumplir la sanción que se haya hablado previamente. Recuerda que no necesitas amenazar ni chantajear para cumplir algo, el amor todo lo puede. 

Recomendados
Recomendados