Badabun te recomienda

5 actitudes que están destruyendo a tu familia. Haz de tu hogar una bendición y no un tormento

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


¿Recuerdas una película que salió hace algunos años protagonizada por Julia Roberts llamada durmiendo con el enemigo? En ella la protagonista se casaba con el amor de su vida y luego su vida se convertía en un infierno, una verdadera relación tóxica. Ese es el tema que quiero compartir contigo en esta ocasión.


En un principio de la relación todo era encanto, pero después de la boda ella conoció la verdadera personalidad de su esposo, era un ser obsesivo, celoso y agresivo que se valía de chantaje psicológico y actos violentos para hacer su voluntad. Esto me recordó aquellos casos de “pequeños defectos” en el noviazgo que se cree desaparecen con el matrimonio y no es así. 



Es muy triste encontrarnos con familias donde no se siente el amor y la armonía entre sus miembros, peor aún traer hijos al mundo en ese ambiente, ver sus caritas de pena y tristeza por lo que sufren gracias a su padre, su madre o ambos. 

Somos protagonistas en las películas de muchas personas y somos partícipes de fomentar o no la alegría en un hogar. ¿Tu presencia fomenta el amor y la armonía? ¿Es fácil convivir contigo? ¿Eres una persona que generalmente es recibida con gusto? El contestar estos cuestionamientos te puede dar una pauta sobre si convivir contigo es una bendición o un tormento.  

Quiero invitarte a analizar algunos puntos que te ayudarán a identificar si convives con un enemigo o tú mismo te has convertido en ese ser que lastima a los que ama.

El enemigo tiene estas actitudes : 

1.- Arranques de ira frecuentes 

Avienta cosas, humilla constantemente, cuando llega a un lugar se percibe incertidumbre y/o temor. Los arranques son muy explosivos se dan por cosas sin importancia. 

2.- Se enfoca en fallas 

Rara vez lo hace en los aciertos y no suele reconocer lo bueno de otros.

3.- Se queja constantemente de quienes no son como él o ella dice que deben ser 

Para él o ella, el problema está en todas las otras personas del mundo, ellos están mal y deberían ser como él o ella dicen.



4.- Usa el chantaje emocional para obtener lo que quiere

Recurre a frases como “lo que tienes es gracias a mí”, “nadie te va a querer como yo”, “¿qué podrías hacer sin mí? Disfruta haciendo sentir mal a otros y toma un papel de víctima que le da ventaja en la situación. 

5.- Te dice que no puede vivir sin ti pero lo que dice no va con lo que hace

Expresa verbalmente el amor que según siente pero sus acciones están basadas en la violencia verbal o física.

Detrás de todo destino hay una decisión. Antes de decidir con quién compartir tu vida, conócelo, analiza cómo es su relación con sus padres y hermanos. Esto te puede dar una pauta de cómo será la relación contigo y con tus futuros hijos. Analiza cómo reacciona ante las adversidades simples y complejas. Cómo reacciona cuando la gente le da la contraria. Identifica la forma como te trata en público y en privado. Verifica si hay congruencia entre lo que te dice y lo que hace. 

¿Sientes que estás durmiendo con el enemigo? Entonces debes buscar ayuda cuanto antes. Comenta la situación con alguien de tu confianza y busquen una solución, no te calles ante la violencia. 

Si te identificaste como el enemigo, detente y valora a quienes te aman, quienes están a tu lado y no les has correspondido ese amor. Busca ayuda profesional para sanar tus heridas, recuerda que el amor es la mejor estrategia para prosperar en la vida. Cosecharás lo que siembres. 

Te pido que hagas hoy mismo el firme propósito de fomentar la armonía donde estés; de dar lo mejor de ti para que el vivir contigo sea una bendición y no un tormento. Ánimo, si tienes la voluntad todo será posible. Hasta la próxima.

Recomendados
Recomendados