Badabun te recomienda

7 increíbles beneficios de reír. Serás una persona más sana y feliz

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


¿Cuándo fue la última vez que reíste tanto que hasta te dolió el estómago? ¿O que viste a alguien reír y lo hiciste tú también porque te contagió? La risa tiene un efecto poderoso y no nada más eso, también puede convertirse en la cura de muchos de nuestros males, permíteme explicártelo.


Por eso admiramos a esas personas que tienen sentido del humor y nos hacen partícipes de su franca alegría y con eso, nos hacen sentir felicidad. Son personas que tienen el don de saber platicar algún chiste o anécdota y que cuando terminan de contarla, la rematan con una estruendosa carcajada y nos provoca más risa su propia risa que lo que nos contó.



Como te decía, la risa es buenísima para la salud del ser humano. Como médico he vivido ocasiones de mucho asombro al ver lo que la risa provoca en el organismo. He notado una gran diferencia en la salud de quienes tienen el hábito de reír, que son alegres y por el otro lado, quienes parece que se tomaron un gran vaso de jugo de limón con toronja y sin nada de azúcar. 

Que la risa cura no es ningún secreto; ha sido demostrado en muchas ocasiones. Ustedes recordarán el caso del doctor Patch Adams quien aplica en su tratamiento para niños enfermos una gran dosis de muecas, ademanes y chistes que los hacen reír y con eso ha demostrado que la risa es una gran terapia, pues además de alegrarlos en medio de su enfermedad, en muchos casos ha contribuido notablemente en su recuperación.

Personalmente he encontrado siete grandes beneficios del hábito de reír y aquí los comparto contigo : 

1.- Limpia y nivela las vías respiratorias

Sí, el reír mucho nos provoca tos y esto limpia nuestras vías respiratorias, nuestro cuerpo se oxigena mejor y esto hará que todo marche excelente, de manera que estaremos más sanos.

2.- Nivela la presión arterial en personas hipertensas

La hipertensión es un antecedente de problemas más serios como embolias cerebrales e infartos al corazón, lo que puede provocar la muerte. Si se ríe mucho la presión se nivelará y se reducirán los riesgos de padecer alguna de esas complicaciones.



3.- Alivia las tensiones y dolores musculares

Sí, cuando reímos el cuerpo libera una hormona que ayuda a calmar el dolor, se llama endorfina. Todos aquellos que siempre inventan dolores y enfermedades para llamar la atención de sus seres queridos deberían de probar el hábito de reír, se sentirían mucho mejor. 

4.- Mejora la digestión y disminuye el estreñimiento

Suena extraño pero hay muchas personas que sufren para poder ir al baño. En ese caso el mejor remedio es tomar mucha agua y reír todo lo que se pueda, hacerlo con frecuencia y muchas ganas, leer chistes, ver películas cómicas, esto hará que todo lo que esté ahí adentro salga sin problema.

5.- Activa y reactiva el aparato inmunológico de defensa

Unas cuantas carcajadas al día hacen que los linfocitos T se activen y se reduce el riesgo de enfermar. La recomendación es reír desde que despiertas, mírate al espejo cuando salgas de la cama y ríe, acuérdate de algún chiste, una gracia de tu mascota o algo que  viste en internet. Quizá algunos de los que te rodean te verán raro pero vale la pena.

6.- Te verás más joven

Y sobre todo lo sentirás. Una persona sonriente, confiada en sí misma aparenta menos edad de la que tiene. Fíjate en esas amistades o familiares que se ven jóvenes sin haber recurrido a la cirugía, al bótox o cualquier técnica de “hojalatería” corporal, y observarán en ellas el hábito de reír frecuentemente; siempre los verán sonrientes y felices. 

7.- Reduce la impotencia y la frigidez 

Seguro con este punto te sonrojaste un poco pero no hay por qué espantarse. La risa constante favorece la intimidad con la pareja, no importa si se es hombre o mujer. El acto transcurre en paz, no se le da importancia a detalles que pueden arruinarlo y será más fácil alcanzar el punto máximo. 

Pues sí. Reír, como parte esencial de nuestra forma de ser, será siempre un hábito saludable. Busca siempre motivos para reír todos los días y si no los encuentras, ¡invéntalos! Ten la costumbre de saludar con una sonrisa. El día que se va sin que hayamos tenido la oportunidad de reír, es un día que no cuenta en nuestro calendario; dicen que reír es como enseñar los dientes al destino.

¿Cuánto has reído hoy? Ánimo, hasta la próxima.

Recomendados
Recomendados