Badabun te recomienda

Mira cómo lograr que el pasado deje de atormentarte. Libérate y sé feliz

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO





Aunque muchas veces quisiéramos anular el pasado o regresar a él para cambiar lo que dijimos o hicimos, es imposible. Lo que ocurre después es que vivimos atormentados por aquellos hechos y poco a poco vamos arruinando nuestro presente, pero no tiene por qué ser así.


Las decisiones que tomamos o los hechos que ocasionamos, para o en contra de nuestra satisfacción, fueron actos que, en su momento, creímos correctos; les dimos cabida en circunstancias en las que la razón fue sometida por la emoción y ahora afectan nuestra paz interior.

Cuando nos dejamos llevar por los sentimientos en lugar de la razón, terminamos tomando decisiones precipitadas y equivocadas, puede haber mucho corazón pero sin la mente terminamos mal. 



Sufrimos, pensamos una y otra vez en eso que dijimos o hicimos, no podemos ni dormir bien, quisiéramos cambiar el tiempo pero no es posible. Cada decisión que tomamos nos afectan para bien o para mal y un instante es suficiente para cambiar radicalmente los acontecimientos.

Siempre será mejor tomar decisiones en lugar de dejarnos llevar por la corriente, pero si esas decisiones nos llevan a cometer errores, lo peor que podemos hacer es engrandecerlos y/o darles más importancia de la que tienen.

Permíteme recomendarte una técnica que he aplicado durante los últimos años para que el pasado no te atormente. Sólo debes plantearte una pregunta simple para que el pasado no te agobie o para que te ayude a tener menos consecuencias a futuro. La pregunta es: ¿Qué aprendí? Sí. ¿Qué aprendiste con esa experiencia? ¿Qué te dejó haber dicho o haber hecho lo que no debiste? Pregúntate qué recibiste a cambio del tiempo que no dedicaste a tu familia, a esa persona que tanto vale para ti, o a determinada actividad. 

¿Te imaginas lo que aprendió quien tuvo una infancia difícil llena de violencia física o verbal, agresión o indiferencia? Seguro aprendió en carne propia muchas cosas que le llevarán a ser una persona de bien, alguien que norme sus actos y tome decisiones más sabias y oportunas por no repetir los errores que sus padres cometieron con él o ella. 



Cuando intentes superar los errores que has cometido cuestiónate “¿qué aprendí?”. Analiza las consecuencias, afróntalas, observa los problemas que te causaron, la tranquilidad que te robaron y adopta las medidas necesarias para que no vuelvas a cometerlos. 

Cada que la vida te enseña algo es como si ganaras un precio, disfrútalo, aún si es producto de un error. E. Hubbard dijo: “Un fracasado es un hombre que ha cometido un error y no es capaz de convertirlo en experiencia”.

Estoy convencido de que todos podemos equivocarnos pero también, de que todos podemos salir adelante con el regalo de esa experiencia, ánimo. Hasta la próxima.

Recomendados
Recomendados