Badabun te recomienda

Mira cómo educar a tus hijos sin maltratarlos. Crecerán alegres y exitosos

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


Terribles casos de maltrato infantil han aparecido en diversos medios de información y es probable, que alguna vez te haya tocado ver uno de ellos con tus vecinos, conocidos e incluso familia. ¿Qué puede hacerse? ¿Cómo impacta la vida de quien lo sufre? Hoy quiero compartirte diversos detalles sobre este delicado tema.


La infancia es la etapa más importante de todo ser humano, en ella comienza el desarrollo de las capacidades intelectuales y emocionales, el problema es que no todos los niños crecen en un ambiente sano. 



La Organización Mundial para la Salud (OMS) define al maltrato infantil como cualquier acción de abuso o desatención de la que son objetos los niños y adolescentes menores de 18 años, que perjudique su salud o su desarrollo.

De acuerdo a sus estadísticas, una cuarta parte de los adultos en el mundo ha manifestado haber sufrido maltrato físico en la infancia, a esa horrible cifra se suma el que una de cada cinco mujeres y uno de cada trece hombres dice haber sido víctima de abuso en su niñez o adolescencia. 

El maltrato a niños muchas veces se da en el seno familiar o en entorno cercano al menor. Padres, padrastros, familiares allegados, amigos cercanos o tutores son frecuentemente responsables del maltrato sufrido por el menor.

Estos son los tipos de maltrato infantil más comunes :

1.- Maltrato físico: Se da cuando se utiliza la fuerza física para provocar un daño en el menor. Golpes, quemaduras, arañazos, sacudidas violentas, etc.

2.- Negligencia o abandono: Se da cuando no se le da al menor la atención necesaria. Es una falta de responsabilidad que lleva a la omisión de los cuidados básicos del niño o adolescente. Ejemplos: no se le cuida, no se le envía a la escuela, no se le da de comer como se debe, no se le viste adecuadamente o no es llevado a control o consultas médicas, etc.

3.- Maltrato psicológico: Causa mucho daño en el estado anímico y la autoestima de niños o adolescentes.  Gritos, insultos, indiferencia, desprecio, humillaciones, confinamientos, amenazas o cualquier tipo de hostilidad manifestada en forma verbal.



4.- Abuso: El abuso se da cuando un niño o adolescente menor de 18 años mantiene contacto físico con un adulto u otro menor, cuando no está preparado evolutivamente para hacerlo y cuando esta situación se da en una relación de sometimiento, abuso de poder y autoridad sobre la víctima. El abuso incluye también la explotación, manoseos y expresiones verbales aunque no haya contacto físico.

Es importante señalar que el maltrato infantil puede darse en cualquier clase social. Nada lo justifica pero ¿por qué se da? Estas son las causas más frecuentes del problema : 

1.- El agresor tienen antecedentes de maltrato hacia él

Se le agredió en su infancia tal como ahora lo hace con sus hijos. También hay casos de quienes ya lo vivieron y no aceptan esa vida para sus hijos.

2.- Abuso de drogas y alcohol (sustancias tóxicas) 

Estas sustancias desinhiben a la persona y le hacen cometer locuras. 

3.- Forma errónea de demostrar autoridad

Ocurre cuando el papá o la mamá quieren demostrar que ellos mandan y creen que el castigo físico es un método apropiado para corregir.

4.- Desintegración familiar y/o conflictos conyugales

El padre o la madre descarga la ira que su pareja le provoca en los hijos. De igual manera, se considera maltrato el permitir que los hijos vean pleitos constantes entre sus padres.

5.- Embarazos no deseados

Al ser algo no planeado o deseado, desgraciadamente la madre o el padre pueden llegar a pensar que eso les arruinó la vida y se descargan con el hijo que no tiene culpa alguna de los errores de sus padres.

A su vez, el maltrato infantil tiene consecuencias graves en las víctimas como : 

1.- Dificultades para establecer relaciones interpersonales profundas y estables. 

2.- Baja autoestima, depresión y ansiedad. El niño cree que el maltrato es merecido por sus incapacidades. 

3.- Se transforman en agresores en potencia. Repiten esas mismas conductas en la calle, la escuela o con la propia familia. No se dan cuenta de que el maltrato que sufren es algo anormal y repiten el modelo de forma inconsciente.

4.- Huyen del hogar. Los niños y los adolescentes que son maltratados también pueden agredirse y caer en las garras de las drogas y el alcohol.

5.- Pobre desarrollo intelectual y dificultades en el aprendizaje. 

6.- Muerte y suicidio. Lamentablemente van en aumento los casos de muerte en niños causada por la violencia. Así mismo y tristemente hay casos en los que los niños llegan a pensar en quitarse la vida para escapar de la situación de violencia familiar que están viviendo.

¿Sabes qué hacer ante una situación de maltrato infantil? 

Lo peor es ignorar el problema, hacernos de la vista gorda. Los casos deben denunciarse ante las asociaciones de protección infantiles en la ciudad. Los casos extremos deben denunciarlo a las autoridades. 

El maltrato infantil es un problema de todos y todos somos parte de la solución. Quienes tenemos la gran bendición de ser padres, hagamos el firme propósito de controlar la ira y si es posible erradicarla de tajo, teniendo en cuenta que cuando expresamos  coraje, esto siempre fomenta más ira. 

Todos pensamos y decimos que los niños son el futuro del mundo. ¿Y qué tipo de mensajes les estamos transmitiendo a nuestros hijos con nuestros arranques de ira?  ¿Qué ejemplos perciben ellos al ver que explotamos ante cualquier provocación en el hogar o en la calle? 

No dejemos que las cifras de la violencia sigan en aumento. Hagamos un cambio radical en nuestra forma de reaccionar ante la gente que más queremos y ante nuestros semejantes en general. 

Te invito hagas el firme propósito de controlar la ira que pudiera acosarte, sobre todo en tu hogar. En caso de creer que no puedes lograrlo tú solo, busca la ayuda necesaria. La falta de recursos no tiene por qué ser obstáculo. Muchas instituciones brindan apoyo psicológico gratuito o a bajo costo, acércate a los centros comunitarios y las oficinas de asistencia social. 

Cuidar a los niños y jóvenes ahora nos dará una gran posibilidad de tener un mejor futuro, ánimo. Hasta la próxima. 

Recomendados
Recomendados