Badabun te recomienda

Mira por qué no puedes dejar a tu pareja aunque te haga infeliz. Esto debes hacer….

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


Cada que leo lo que comentan en mi página de Facebook, por un lado celebro que las recomendaciones les sean útiles, pero por otro, me duele leer tantas historias de tristeza y desamor. Es por ello que decidí compartir con ustedes en esta ocasión el tema de las parejas en conflicto, aquellas que piensan que juntas están mal pero que separadas estarían peor. 


Es alarmante la cantidad de parejas que viven en conflicto, sufriendo humillaciones constantes, en una relación donde no se sienten felices y sienten que son más los momentos de desdicha e insatisfacción que los de alegría, callan sentimientos y se sienten como una olla de presión a punto de reventar, se repiten una y otra vez “ya no puedo más”.



En estos casos es común que uno de los integrantes o que ambos se desgasten por tratar de sostener la relación aunque sientan que el amor se ha esfumado. 

¿Por qué razón aunque no son felices prefieren seguir en esa relación? Hay varios motivos que pueden llevar a esa actitud:

1.- Infancia

Creciste con carencias afectivas, tus padres tuvieron una relación así  y repites patrones.

2.- Baja autoestima

Cuando crees que eso es lo que mereces y sin esa persona no eres nadie.

3.- Miedo al rechazo o al fracaso

Aguantas por miedo a que no te deje. Miedo a que los demás crean que fracasaste como pareja, o siempre quisiste tener la familia perfecta, aunque esta sea solo ante los ojos de los demás.

4.- Miedo a la soledad

Quizás ésta sea la característica más común, ya que por miedo a no quedarnos solos se tolera cualquier tipo de relación, aunque ésta nos haga sentir mal. Pero lanzo una pregunta al aire ¿no es peor la sensación de estar solo aún estando acompañado?

5.- Asumen el papel de víctima

Sientes que tienes que sacrificarte para que todo marche bien. “Es que yo lo provoco y lo soporto porque lo quiero”

6.- Dependencia económica

Miedo a no poder salir adelante económicamente. Temes perder tu seguridad económica y la de tus hijos. Esto sucede sobre todo en la mujer que no tiene preparación académica.



Algunas veces se trata por todos los medios posibles de ocultar la realidad y aparentar lo que no es, aunque el costo que se pague es muy alto. Por miedo se prefiere seguir en ese estado, pero quiero darte algunas recomendaciones que te ayudarán a tomar la mejor decisión para ti. 

1.- Sana heridas que traes cargando desde tu niñez 

La terapia de sanación del niño interior funciona. 

2.- Reconócelo

Reconoce que vives en una relación conflictiva y analiza los motivos por los que no eres feliz: malos tratos, infidelidad, falta de comunicación, etc.

3.- Pregúntate “¿me merezco esto?” 

Obviamente nadie merece malos tratos.

4.- Tu felicidad no puede estar en manos de otra persona 

Cada persona es responsable de sí misma. Decídete a hacerte cargo de ti mismo y deja de buscar que otra persona lo haga, hazte cargo de tu felicidad, de tu propia vida, cuida de ti, de tu salud.

5.- Busca apoyo con la familia y/o amigos

Platica con la gente que más te quiere, como tus padres o tus amigos más cercanos. Te sorprenderás al ver cuántas personas están dispuestas a apoyarte en la decisión que tomes. 

6.- Pide ayuda profesional

Pedir y aceptar ayuda no es un signo de debilidad, al contrario, es una demostración de valentía. Acude a un profesional.  Si hay esperanza de rescatar la relación la terapia de pareja es la mejor opción, siempre y cuando haya disponibilidad de LOS DOS

Cada quien es libre de decidir con quien compartir su vida, pero siempre y cuando esa persona te haga feliz, se alegre con tus éxitos, busque tu realización y respete tus principios y valores. Recuerda que si tú no te sientes bien, no podrás estar bien con tus seres queridos, este sentimiento afectará todas las relaciones que tengas, hasta las profesionales, pues la felicidad nace en ti y es entonces cuando puedes compartirla con los demás. 

Ten fe en ti, recuerda que todo es posible para el que lo cree, ánimo. Hasta la próxima.

Recomendados
Recomendados