Badabun te recomienda

La vida es muy corta para preocuparte por cosas que NO importan. Decide hoy ser más feliz

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


¿Te imaginas cómo sería tu vida si supieras el día en que vas a morir? Te lo pregunto porque aunque a todos nos llega la hora, quizá si supiéramos detalles sobre el momento y la forma en que pasaremos a mejor vida, nos haría vivir con miedo e incertidumbre. Pareciera que aunque queremos vivir bien, hacemos poco para lograrlo. Mis palabras suenan fuertes pero es precisamente lo que quiero compartir en esta ocasión, el cómo aprovechar mejor los días que tenemos de vida, tanto emocionalmente como físicamente.


Cuando digo que pareciera que algunos no tienen ganas de vivir es por los hábitos que veo que tienen. Se privan de disfrutar la maravilla de vivir por esto y una actitud muy negativa. Lo comento por las impactantes publicaciones que ha compartido el Dr. Joe Dispenza, quién es un ícono en el área de la neurociencia. Es quiropráctico, bioquímico y profesor de la Universidad de Atlanta, autor de los libros “Deja de ser tú” y “El placebo eres tú”.



Luego de sufrir varias lesiones en las vértebras por un accidente que casi le costó la vida, el Dr. Dispenza empezó a estudiar el funcionamiento de la mente humana. Contra todo pronóstico volvió a caminar sin someterse a ningún tipo de cirugía. 

En su libro “El placebo eres tú”, comparte algunas investigaciones que honestamente me han motivado a continuar mi lucha diaria por modificar mi actitud y ser más positivo para poder incrementar mi esperanza de vida, es decir, vivir más años.

Permíteme compartirte los estudios que más llamaron mi atención : 

1.- La Clínica Mayo publicó en el 2002 un estudio de seguimiento realizado a 447 sujetos por 30 años, donde se reveló que las personas optimistas estaban más sanas física y mentalmente. Optimista significa “mejor”, por lo tanto estas personas tenían una mejor visión y perspectiva en lo relacionado a su futuro. Eran quienes tenían más energía, se sentían contentas, tranquilas, serenas y también disfrutaban las actividades sociales.

La misma institución concluyó en otro estudio también de 30 años en 800 personas que quienes habían sido optimistas vivían más años que los pesimistas, no cabe duda de qué tan importante es la actitud ¿verdad? 

2.- Otro caso fue el de la Universidad de Yale donde sus investigadores analizaron a 660 personas por 50 años, 23 en el caso de algunos. Ellos descubrieron que quienes tenían una actitud positiva ante el envejecimiento, vivían 7 años más que los que tomaban estos cambios con una actitud negativa. Resultó que la actitud influía más en tener una vida más larga que problemas de salud como la presión arterial, los altos niveles de colesterol, el tabaquismo, el sobrepeso y la poca actividad física ¿no te parece impactante?

3.- Hubo otro estudio que analizó la relación entre el corazón y la actitud, el ejemplo es una investigación de la Universidad de Duke con 886 sujetos que tenían problemas del corazón. Reveló que era muy importante sentir a lo largo del día emociones positivas como la risa, la bondad y la euforia tanto por razones reales como imaginarias, quienes lo hacían tenían un 20% más de posibilidades de seguir con vida 11 años más que quienes no. 



4.- Otra serie de estudios asombrosos fueron los realizados por la Universidad de Georgia con 225 estudiantes de su Facultad de Medicina. Se les hizo un seguimiento por 25 años. Quienes mostraron una actitud hostil tenían 5 veces más posibilidades de sufrir enfermedades del corazón.

5.- No puedo dejar de mencionar un estudio de la Universidad de Johns Hopkins que estoy seguro te hará tener un cambio radical de actitud. Fue presentado en una serie de sesiones científicas del 2001 realizadas por la Asociación del Corazón, ahí se reveló que una actitud positiva es la mejor protección contra enfermedades cardiacas en los adultos que tienen riesgo por tener familiares que vivieron con esos padecimientos. Su estudio sugiere que adoptar una buena actitud tiene los mismos resultados que una alimentación balanceada, hacer ejercicio y mantener un peso corporal ideal.

Por todas estas razones (y otras que no comparto aquí porque no me alcanzaría el espacio) decidí que seguiré promoviendo un cambio de actitud ¡Ya basta de darle importancia a lo que no la tiene! Debemos recordar en momentos de crisis que todo pasa, que no podemos darle importancia a las cosas que con el paso del tiempo no van a significar nada, pero que sí nos harán que nuestra salud, cantidad y calidad de vida se deteriore lentamente. 

Te invito a que como yo, decidas que desde hoy serás más alegre, que buscarás lo mejor y lo bueno en todo lo que te suceda. Evita caer en la tentación de hacer suposiciones basadas en que tu presente y tu futuro serán tan dolorosos como tu pasado. Basta de aceptar convertirse en una de esas personas que ven todo con pesimismo porque la historia y quienes nos rodean hacen suponer que las cosas saldrán mal. 

El mejor hábito que podemos fomentar desde este momento es tener una actitud positiva ¿cómo? Agradeciendo y apreciando lo que hacemos, lo que hacen por nosotros y lo que nos rodea. También debemos buscar lo bueno en lo malo, modificar los pensamientos que le permitimos tener a nuestra mente. Ya basta de dedicarle tiempo a pensar en lo malo que nos puede ocurrir, sustituye esas ideas por unas positivas, piensa en que lo mejor está destinado para ti. 

Vas a ver que siguiendo estos consejos te dará sensaciones muy distintas, la fe puede ocasionar que lo que creemos imposible sea una realidad. Cuando no suceda, simplemente no permitas que un mal momento afecte tu calidad de vida. Ánimo, hasta la próxima.

Recomendados
Recomendados