Badabun te recomienda

Mira cómo siempre Dios tiene algo mejor para ti. Lucha por lo que quieres y nunca te rindas

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO



El día de hoy les comparto una historia que me parece muy valiosa para aprender de una vez por todas que la esperanza es algo que jamás debemos abandonar, pues en los peores momentos, cuando todo parece perdido, lo único que nos queda es seguir adelante con fe y paciencia. 


Robert Bruce fue un rey y libertador de Escocia, quien escribió en sus memorias una anécdota, pues fue puesto a prueba en una ocasión mientras era perseguido por sus enemigos. Subió a lo alto de una montaña para salvar su vida pero su rostro se puso pálido cuando llegó por fin a la cima y vio que estaba completamente rodeado de aquellos que querían acabar con su vida. 



Trató de buscar una salida, pero su desilusión fue aún mayor cuando vio que a su alrededor había solamente una pequeña cueva de unos cuantos metros, en su desesperación entró para esconderse. Al estar ahí, escuchó a lo lejos que sus enemigos se acercaban, entonces el hombre empezó a orar con mucha fe, manteniendo viva su esperanza para que Dios hiciera un milagro y lo salvara ante tan terrible situación. 

Oraba con fuerza, estaba plenamente confiado en que Dios escuchaba sus plegarias en ese momento, por ello pedía una oportunidad para salvarse de una muerte segura en manos de sus crueles enemigos. 

De repente, vio que en la entrada de la cueva una araña pequeña empezó a tejer su telaraña ¿Ese era el milagro que tanto esperaba? confundido y decepcionado, Robert Bruce exclamó lleno de tristeza y con lágrimas en los ojos que como era posible que Dios se burlara de él, pues estaba en una situación crítica ¿Por qué una araña? ¿Qué podía hacer tan insignificante animal para salvarlo de su terrible destino? 

En insecto terminó de tejer su red y los enemigos se acercaron despacio y con mucho cuidado a la entrada de la cueva. Él esperaba el trágico momento cuando de repente, uno de los hombres que buscaban gritó: ¡Tiene que estar adentro de esa cueva! 

Robert pensó que era su final. Cuando otro de los hombres entró, sintió la telaraña y gritó: ¡No! Aquí no puede estar ¡Hasta telarañas hay en la entrada de esta cueva! Y se fueron ¡La pequeña araña había salvado su vida! 

Él aprendió la valiosa lección y escribió lo siguiente: 



“Donde está Dios, una telaraña es tan fuerte como un muro de piedra. Donde no está Dios, un muro de piedra es tan débil como una telaraña”

Recuerda que la esperanza es lo último que debemos dejar morir, pues cuando todo parece perdido, el simple hecho de imaginar la luz del día, nos puede dar la fuerza necesaria para superar cualquier adversidad. Aunque bueno, existen algunos casos muy específicos, sobre todo cuando se trata del amor, pues todos aquellos que se han visto envueltos en una relación tóxica, donde su pareja no los valora, muestra constante desprecio y falta de interés, no es saludable quedarse con la esperanza de que algún día cambiará, pues quien realmente ama, no humilla ni hiere a la persona que tiene al lado. 

Con la excepción del caso anterior, mantener la esperanza es algo que te ayudará a cumplir todas tus metas. No importa cuantas veces intentes algo sin éxito alguno, jamás te rindas hasta que lo consigas. La primera novela de Harry Potter fue rechazada más de doce veces y hoy en día, se ha convertido en una importante saga; imagina si J.K. Rowling se hubiera rendido tras el primer fracaso, de ser así el día de hoy no podríamos disfrutar de esas magníficas aventuras. 

No te dejes vencer por las dificultades, el camino siempre estará lleno de obstáculos, pero no por eso debes dejar de avanzar; el rechazo, el dolor y el fracaso siempre estarán ahí y es inevitable caer en ellos de vez en cuando, pero la clave para salir adelante es levantarse y estar dispuestos a intentarlo hasta que lo bueno llegue a nosotros.

Ten fe, confía en que Dios siempre estará ahí dándote toda la fuerza que necesites y trabaja para conseguir lo que deseas ¡Que la esperanza nunca muera!

Recomendados
Recomendados