Badabun te recomienda

Mira los 10 hábitos que te están envejeciendo más rápido. Elimínalos y vive más feliz y saludable

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


Hay personas que pareciera que se empeñan en envejecer. Sé que este es un proceso natural de nuestro organismo pero hay hábitos que lo aceleran. Existen pruebas que certifican que el verse joven implica algo del factor genético, pero sólo un 30%; el otro 70% depende del estilo de vida que lleves. ¿Crees que vas por el camino correcto? ¿Quieres saber qué debes hacer para disfrutar de una vida larga y sana luciendo increíble? Entonces la información que te voy a compartir te será muy útil.


No entiendo por qué algunas personas aceleran este proceso, parece que tienen prisa por desgastar su cuerpo y su salud. Si ese fuera tu propósito, he aquí 10 consejos que te ayudarán a envejecer antes de lo natural.



1. Vive la vida de la forma más acelerada 

Esto ayudará enormemente a tu objetivo de acabarte pronto. El cuerpo humano es una máquina y como tal, tiende a deteriorarse con la sobrecarga de trabajo.  Acelera lo más que puedas tu ritmo cardíaco y llénate de ocupaciones y preocupaciones sin descanso. El estrés es ideal para “desvielar” el motor de tu organismo.

2. Alimenta tu cuerpo con productos chatarra

No consumas frutas o verduras diariamente. Come, no te alimentes. Come lo que sea, sin analizar si te es de provecho o no, sin verificar el grado de industrialización del alimento, ni la cantidad de conservadores y de colorantes que lo integran.

3. No bebas los 8 vasos de agua recomendados 

Confórmate con los líquidos que tienen los refrescos embotellados o el café que diariamente consumes. No le tomes importancia a lo que dicen los médicos, eso de que el 70% de tu cuerpo está constituido por agua.

4. Sé aprehensivo 

¡Es infalible! Cultivar temores infundados te ayudará a mortificarte por todo lo que se relacione contigo o que tú creas que se relaciona contigo y temas que puede afectarte. Piensa que cuando alguien dice algo, lo dice por ti. Toma las cosas en forma personal y haz suposiciones de todo tipo.

5. Preocúpate

Haz un listado de cuáles razones tienes para preocuparte el día de hoy. Si las cosas van bien, analiza por qué. ¡No puede ser! ¿Qué es lo que viene? O, ¿qué puede suceder? No puede ser que tengas tanta calma en tu vida. Preocúpate.

6. Haz del sol, tu fiel compañero

No utilices filtro solar cuando tengas que exponerte a sus rayos. Eso lo usan los vanidosos. Tú di que la naturaleza no puede hacerte daño. Al fin de cuentas, el sol es parte de ella.

7. No rías 

La risa te ayuda a mantenerte joven. No lo hagas. Ríe lo menos posible, que se te caigan las comisuras de los labios y verás que te acabas y envejeces más pronto.

8. No aceptes halagos porque incrementan tu autoestima y te impedirán avejentarte 

Cuando te halaguen por algo, en vez de decir gracias, di que no es cierto.

9. Evita el ejercicio 

¿Para qué cansarse? Sudar te puede provocar malos olores. ¡Aflójate! No salgas de tus hábitos sedentarios. No camines, no trotes, no te muevas, procura pasar más horas frente al televisor.

10. No disfrutes del campo, ni de las montañas

El respirar aire puro es magnífico para la salud y eso impedirá el objetivo de lograr tu anciana apariencia más pronto. Practica todos los vicios alcanzables. Procura estar lo más que puedas en el bullicio de la ciudad, llenar tus pulmones con los fragantes residuos de los escapes de los automóviles, del denso “humor” citadino.

Si eres constante en la aplicación de estos prácticos consejos, verás con qué rapidez tu cuerpo adquirirá esa apariencia rugosa y gastada del envejecimiento prematuro. Hasta te sentirás mal, cansado, te dolerán varias partes del cuerpo y mucho menos vas a querer salir de casa.

Si te propones hacer todo lo contrario de lo indicado en ellos, te aseguro que, además de sentirte saludable, tu apariencia lo mostrará.

Todo tiene un precio, y no todos estamos dispuestos a pagar el precio de vernos y sentirnos bien. Vamos con la corriente: “Si todos comen de todo, ¿por qué yo no?”, “Mi tía Rosy vivió 98 años y siempre comió de todo y fumaba todo el día”. Pero, ¿tendrás tú la misma fortuna? Nada lo asegura y lo mejor es hacer lo que esté en nosotros para llevar una vida larga y saludable.

Ánimo, hasta la próxima.

Recomendados
Recomendados