Badabun te recomienda

¿No tienes todo lo que quieres? Esta es la razón por qué no has logrado el éxito…

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


Sé que a nadie le gusta admitir cuando se equivoca y mucho menos que alguien más le diga lo que ha hecho mal, pero cuando se trata de algo tan importante como cumplir las metas que tenemos en la vida y alcanzar el éxito, la ayuda es bien recibida. Hoy quiero invitarte a reflexionar sobre las actitudes que quizá te han alejado del éxito, no pienses que es algo inalcanzable, solo es cuestión de volver al buen camino. 


¿Conoces a alguien que hace las cosas al “ahí se va”? o peor tantito ¿Te han dicho que tú haces las cosas así? Quienes hacen las cosas de ese modo son esas personas que si les piden algo, lo hacen por hacerlo pero no ponen el mínimo entusiasmo ni la calidad necesaria para lograrlo. Que no se esfuerzan lo suficiente para ser consideradas como sobresalientes o excelentes y se conforman con ser “X”. Son ese tipo de personas que difícilmente alcanzarán el éxito.


Éstas son algunas de sus frases típicas:

· “Siempre he sido así no me quieras cambiar”.
· “Si no ha fallado, ni le muevas”
· “Ay qué flojera, mejor lo hago al ahí se va”.
· “Así hago yo las cosas, si te gusta bien, si no ¡también!”

¿Cuáles son las actitudes que tienen ese tipo de personas que las alejan del éxito?

· Critican, pero no aportan, ni lo intentan.
· Aplican frecuentemente “La ley del mínimo esfuerzo”.  No se esfuerzan ni se      esmeran en lo que hacen. Hacen solo lo justo y necesario, sin el mínimo entusiasmo. Cumplen por cumplir.
· Siempre buscan excusas y culpan a otros para justificar sus errores.
· Sienten que el mundo está en su contra, son las víctimas eternas de las circunstancias y esperan siempre la ayuda de los demás para salir de sus problemas.
· Tienen miedo a lo desconocido y se niegan rotundamente al cambio.
· Envidian el éxito de los demás y se alegran de sus fracasos.
· No buscan las oportunidades, se quedan esperando a que éstas toquen a su puerta.
· Buscan siempre un problema para cada solución.

En la actualidad la competencia está a la orden del día, por lo que es necesario buscar siempre la excelencia, buscar siempre dar un valor agregado en todo lo que hagamos y esforzarnos al máximo para sobresalir y lograr el éxito. Si nos estancamos en nuestra zona de confort, siempre habrá alguien que sí esté dispuesto a dar lo mejor de sí. Recuerda que nadie de nosotros es indispensable en ningún lugar.

Cuando eliges quedarte en la mediocridad también eliges ocultar tus habilidades, tus talentos y dejas ir muchas oportunidades. Aceptas el empleo que encuentras disponible aunque no cumpla tus expectativas o te sientes presionado por la necesidad. Tu relación de pareja se torna monótona y todo el potencial que tienes lo desaprovechas por comodidad, en pocas palabras, te conformas con lo que encuentras.

Así que ¡no te quedes estancado! Aquí te comparto algunas recomendaciones para convertirte en una persona de éxito:

1.- Fíjate metas medibles, primero a corto plazo.
 
Piensa en lo que quieras lograr y empieza a trabajar en ello.

2.- Pon estímulos que te ayuden. 

La imagen mental de la persona en la que te quieres convertir. Algunos hacen un pizarrón de visión, ahí ponen imágenes de lugares a donde quieren ir, habilidades que quieren desarrollar, lo colocan en un lugar visible y lo ven diariamente para inspirarse. 

3.- Relaciónate con personas que te inspiren y aléjate de los roba-sueños. 

Acércate a las personas que han logrado convertirse en lo que tú deseas, ya que serán tu inspiración para lograrlo. Aléjate de las personas que te limiten.

4.- Revisa tus hábitos.

Te pido que hagas un acto de consciencia y analices qué tipo de pensamientos, hábitos o costumbres tienes que te impiden cumplir con tus objetivos.

5.- Sal de tu zona de confort.

No te niegues al cambio, no porque siempre hayas hecho las cosas así y no hayas fallado tienes que seguir haciéndolas igual. Bien dijo Albert Einstein: “Loco es aquel que haciendo siempre lo mismo, espera resultados diferentes.”

6.- Combate tu miedo.

Quien no arriesga, no gana. Eso que temes que te suceda no son fracasos, son experiencias, aprendizajes de la vida. La palabra fracaso por sí misma  causa parálisis y remordimiento, pero eso  simplemente  es un resultado y como tal, nos aporta información para saber si lo que hicimos fue lo correcto. Tú sabes que la historia está llena de anécdotas acerca de personas que para lograr el éxito pasaron por un sinfín de “fracasos” y finalmente disfrutaron más su éxito y adquirieron múltiples experiencias.

7.- Haz afirmaciones y decretos positivos.

Envíale a tu cerebro mensajes de que vas a alcanzar el éxito, de que todo lo que te propongas lo vas a lograr y lo que hagas lo harás de la mejor manera. “Si otros han podido, ¿por qué yo no?”

El éxito está al alcance de todos, sólo necesitamos trabajar para alcanzarlo. Es importante que te animes, de lo contrario vivirás pensando en el “hubiera”...pero eso no existe. Demuéstrate a ti mismo que puedes lograr todo lo que te propongas, como decía el gran Nelson Mandela : “Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma”. 

Ánimo, hasta la próxima.
Recomendados
Recomendados