Badabun te recomienda

3 preguntas que debes hacerte cuando vives una infidelidad. No todo está perdido

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


La confianza es creer en una persona por completo, no dejas espacio para dudas de ningún tipo porque esa persona te ha demostrado que merece tu fe, pero ¿Qué ocurre cuando esa idea se rompe?

Perder la confianza puede resultar catastrófico en cualquier relación, creará un dolor tan grande que difícilmente podrán recuperarse, entran en juego la capacidad de perdonar y la manera en que eres capaz de controlar tu orgullo. Así llegamos al tema de la pérdida de confianza por infidelidad y pensando en eso, quiero compartirte las tres preguntas principales que NUNCA se hace quien pierde la confianza por infidelidad:


1.- ¿Qué señales previas no vi o no quise ver?

Cambios de humor drástico, lejanía en la cama, euforia por causas externas, cambia la manera de arreglarse…incluso puede ocurrir que te cele más. A veces quien es infiel teme que le paguen con la misma moneda y se pone en un plan muy pesado.

2.- ¿Me lo advirtió?

Aunque no lo creas, hay señales como el hecho de que te pida acompañarle a un lugar y que ante tu negativa te diga que ya encontrará con quién o frases similares. Esto no justifica la infidelidad pero si es válido como una manera de informarte lo que iba a pasar.

3.- ¿Qué hice o no hice para que esto ocurriera?

Esta pregunta es muy importante, aunque es fácil culpar a otros los problemas en una pareja siempre son de dos y esta es la pregunta que analiza nuestras acciones. Es aquí donde entran el orgullo y el perdón pues para solucionar un problema primero se debe aceptarlo, así ambos entienden lo que han provocado y caminan hacia el siguiente paso, la reconciliación o la separación definitiva.

Este es un tema muy difícil por la gran cantidad de factores que puede ocasionar la infidelidad y por lo mismo, no podemos decir si se debe o no perdonar, porque cada pareja tiene su propia historia y en este caso las comparaciones salen sobrando. Solo quienes lo viven pueden decidir si se continúa la relación, y a nadie nos corresponde juzgarlo.

Me despido con la frase de una terapeuta que hace tiempo visitó mi programa de radio y se me quedó bien grabada:

“Todo lo que nos pasa en cuestión de amores lo provoco o lo permito”. 

Recomendados
Recomendados