Badabun te recomienda

5 cosas que debes hacer de joven para que de grande tengas una vida plena y saludable

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


“¡Claro que no quiero llegar a viejo! Después de ver cómo sufrió mi abuelo... Además –agregó- para andar causando lástimas, mejor no. Prefiero morir joven”.

Éstas fueron las palabras de un estudiante de preparatoria cuando le pregunté cómo se imaginaba en su tercera edad… Después de escucharlo me quedé callado y me puse a pensar ¿Cómo es posible que un chico de su edad corte sus ganas de vivir de esa manera solo por no querer ver su cuerpo con arrugas? ¿Qué clase de imagen tienen los jóvenes de esa maravillosa edad de oro?

No sé qué es lo que tú pienses al respecto, pero por lo menos yo, claro que quiero llegar a esa edad y seguir disfrutando de mi vida y tener mi cabeza repleta de hermosos recuerdos, porque déjame decirte algo, tú tienes el poder de decisión sobre la calidad de vida que deseas tener.


Lo que te digo es en serio y a continuación te describo 5 hábitos que te ayudarán a mejorar el pronóstico de tu calidad de vida:

1.- Alimentación sana

Los alimentos que ingieres juegan un papel fundamental tanto en tu salud física como mental, así que comienza por incluir  productos naturales (no procesados) como pescados, frutos rojos, nueces, té verde y verduras en tu dieta diaria. 

2.- Actividad física

A medida que pasan los años el desgaste se acelera y perdemos masa ósea y muscular, pero con el ejercicio es posible retardar este proceso, por lo que si quieres mantenerte con la energía de un jovencito de 15, comienza a realizar algún tipo de actividad; deporte, caminata o una pequeña rutina de ejercicios caseros al salir del trabajo pueden significar la diferencia  entre pasar una vejez tirado en la cama o llevar una vida tan común como hasta ahora.

3.- Modificar la calidad de pensamientos

¿A poco creías que lo que piensas no te afectaba? La neurociencia afirma que nuestros pensamientos afectan o benefician de forma directa nuestra calidad de vida; entre más pensemos en negativo y de forma fatalista más fomentaremos la producción de sustancias en las terminaciones nerviosas que dañan al organismo, y dichas sustancias se convierten irónicamente en adictivas, lo cual nos hace “adictos al sufrimiento”. Caso contrario a lo que sucede cuando pensamos positivamente, puesto que se producen sustancias que ayudan al bienestar físico. 

4.- Ejercitar la mente

Ojo, no se trata de pasarla todo el tiempo pensando cosas buenas o dedicar todas las tardes a realizar crucigramas, ajedrez u otros pasatiempos. Si quieres que tu mente no sufra los estragos del tiempo, necesitas motivar a tu mente a realizar nuevas actividades y adquirir conocimientos a fin de realizar más conexiones neuronales. 

5.- Tener siempre cosas qué hacer y sueños por cumplir

Vivir intensamente cada momento pero siempre planeando y deseando realizar nuevas acciones, hace que nuestra mente no solo se mantenga activa, sino joven y saludable. 

No te compliques, vive y disfruta cada momento, solo así comprenderás el verdadero significado de la plenitud…

Recomendados
Recomendados