Badabun te recomienda

5 recomendaciones para superar una pérdida. Libérate del dolor…

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


La pérdida de un ser querido siempre es algo que nos duele en lo más profundo del alma, por eso muchas veces sentimos que ese adiós le pone fin a nuestro propósito en el mundo. Debido a ello debemos pensar en que nada es para siempre, que la muerte puede llegar en cualquier momento, es lo único que tenemos seguro. ¿Qué etapas componen este proceso y cómo superarle? Hoy quiero compartirte  cómo dejar atrás este suceso recordando a esa persona sin lastimarte más.

El dolor no solo se da porque alguien muere, aparece porque le estamos diciendo adiós a una relación que significó mucho para nosotros. Si no vivimos adecuadamente el duelo, podríamos afectar nuestra vida para siempre. 

Este proceso se compone de diferentes etapas y Elizabeth Kübbler-Ross las explica muy bien en su libro “La muerte: un amanecer”. Son cinco etapas fundamentales las que vive una persona en proceso de duelo y pueden adaptarse a todo tipo de pérdidas : 

1.- Negación

La incredulidad aflora desde lo más profundo de nuestro ser, nos sentimos impactados y deseamos no sentir dolor, por ello buscamos razones para creer que lo que está ocurriendo no es cierto.

2.- Enojo

Estallamos contra quien tuvo que ver con la pérdida directa o indirectamente, hasta podemos molestarnos con nosotros mismos. Nos sentimos llenos de ira por lo que estamos viviendo y la desolación que padecemos. Buscamos culpables por el dolor que estamos viviendo.

3.- Negociación

Hacemos un trato con nosotros mismos para sobrellevar lo que nos corresponde vivir. Nos preparamos para responder a las preguntas que habrá por el cambio que sufrimos. Esta negociación es clave pues podría llevarnos por un buen camino al analizar nuestras fortalezas y capacidades, además nos muestra cosas positivas en la situación. 

4.- Depresión

Nos inundan las dudas de ¿qué vamos a hacer? ¿qué va a ser de nosotros? La incertidumbre reina en nuestro pensamiento porque nos sentimos impotentes ante lo que sucedió, no vemos esperanza en el futuro. Esta etapa puede empeorar si no contamos con el apoyo de amigos y familiares. 

5.- Aceptación

Es la etapa donde hemos sobrellevado la pena al grado de que los recuerdos no nos afectan. Aquí ya hemos aprendido a vivir con el dolor y a recordar a quien ya no está, no provoca en nosotros sentimientos de amargura, tristeza o remordimientos. 

No hay un tiempo determinado para superar pérdidas, pero sí hay algunas recomendaciones que te ayudarán a lograrlo, aquí te las comparto: 

1.- Acepta la realidad

Sí, las cosas han cambiado, está bien sentir la ausencia de esa persona pero hay que aceptar que debemos retomar el rumbo de nuestra vida, no podemos abandonar nuestros proyectos por el dolor que sentimos. Se trata de asumirlo, aceptarlo y vivirlo. 

2.- Decide cómo vas a llevar el duelo

Recuerda las metas que tienes en la vida y cómo puedes sobrellevar la ausencia de esa persona, es importante seguir luchando por tus objetivos. Ocúpate de lo que tengas que hacer y pide ayuda si es necesario, dedica tiempo a la soledad pero también a quien te quiere y sufre por verte mal. Procura hacer algo que te active, ayudar a los demás es una gran estrategia.

3.- Trabaja el aspecto espiritual

La fe hace milagros, no olvides. No eres el único que ha sufrido una pérdida como esta y si otros lo superan no hay motivos para que tú no lo hagas. Recuerda que todo pasa, que a pesar del dolor que hay en tu corazón es una experiencia más de la vida.

4.- Busca redes de apoyo

Amigos, familiares, grupos de autoayuda, lo mejor que puedes hacer en momentos como estos es estar con quien te aprecia. Comparte lo que sientes como terapia para superar el dolor. 

5.- Dale tiempo al tiempo

Es el elemento indicado para ayudarte a sanar las heridas, te permite ver las cosas desde otros ángulos y eso te ayudará a tomar las mejores decisiones. ¿Te ha pasado que ocurre algo que sientes que no podrás superar y después lo ves como algo lejano? Recuerda, todo pasa. 

Las pérdidas son parte de la vida pero a pesar de ellas todo continúa y lo mejor siempre espera adelante. Recuerda a los que se fueron con amor, agradece lo que aportaron a tu vida y sigue tu camino ¡ánimo! Hasta la próxima.

Recomendados
Recomendados