Badabun te recomienda

8 pasos para evitar sufrir después de una ruptura amorosa. Compártelo con alguien que esté sufriendo

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


Cuando atravesamos por una ruptura amorosa, es normal que nos invadan sentimientos como angustia, dolor, tristeza, desesperación y descontento. Este proceso de duelo varía según la persona y el tiempo que se tenía en la relación, el punto al que se debe llegar es que esa relación terminó de manera definitiva.

Para que vivas un proceso más tranquilo, quiero compartirte algunas recomendaciones que te ayudarán a evitar depresión y pensamientos negativos mientras superas una ruptura amorosa : 


1.- Comenta a otra persona tus sentimientos

Esto te ayudará a que tus emociones fluyan y no se queden estancadas en tu corazón. 

2.- No le ruegues a esa persona 

Es imposible obligar a alguien a que te quiera cuando ya decidió alejarse, no te desgastes.


3.- Evita la autocompasión

“Nadie me quiere”, “no sirvo para nada”, “nunca encontraré a alguien igual” y otras similares, sólo harán que tu mente lastimada sienta más dolor.

4.- Tira todo lo que te recuerde a esa persona

Quizá lo que sientes te impide tirarlo, entonces colócalo en una caja y pide a alguien de confianza que te lo guarde, ya que pase el dolor podrás deshacerte de todo. Si hay un anillo también debes regresarlo, venderlo o regalarlo. El punto es que no tengas nada que te recuerde constantemente a esa persona.


5.- Enfoca tu mente en otras cosas

El estudio,  el trabajo o algún pasatiempo son excelentes distracciones.

6.- Involúcrate en asuntos familiares y cuida de quien lo necesite

Reflexiona sobre a quién podrías beneficiar con tu presencia, te sentirás mejor de ayudar y ver feliz a esa persona. 

7.- Súmate a alguna obra de caridad u organización que apoye a los demás

Te sorprenderás de cómo el ayudar a otros reduce el dolor que sientes.

8.- Evita odiar a la otra persona

Eso sólo complicará que sea parte de tu pasado, mejor agradece los buenos momentos y dale vuelta a la hoja.

Antes de despedirme quiero recordarte que todo, absolutamente todo pasa y para quienes no perdemos la fe, lo bueno siempre está por venir. Quizá en este momento no entiendes pero más adelante, verás que fue lo mejor que te pudo pasar ¡ánimo!
Recomendados
Recomendados