Badabun te recomienda

Esto es lo único que necesitas para ser feliz. Inicia ahora mismo…

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


Esa sensación de sufrimiento eterno, el pensar que nada te sale bien y que ya ni vale la pena intentar las cosas porque de cualquier manera la gente siempre terminará engañando y aprovechándose de tu amistad, es la clásica actitud de una víctima. Si estás casado con esta idea errónea de fracaso y dolor, entonces tal vez estás condenado a ser una eterna víctima.

Mira, si una persona no cambia su manera de pensar y se libera de esas ideas negativas y dañinas, jamás será feliz, de verdad que no sabes cómo el tomar la postura correcta ante los retos de la vida te hará sentirte bien contigo mismo.

Te daremos unos puntos muy importantes para que reconozcas la actitud de una víctima ¡Debes ser honesto! recuerda que aceptar el problema es el primer paso para resolver tus conflictos internos, seamos valientes y afrontemos con la cara en alto los retos de la vida.

¿Cómo es la actitud de una persona que se considera una víctima?

1.- Sienten que todo les sale mal

Se quejan constantemente de que todo a su alrededor es un fracaso, en el amor, en su familia, en el trabajo y aseguran que no tienen suerte en la vida, por lo que se rinden fácilmente.

2.- Todo el tiempo sufren

Sienten que su vida es un infierno, rechazan inmediatamente los problemas de los demás, pues sienten que nadie ha sufrido tanto como ellos y por eso se amargan, pues se han formado la idea de que no sirven para nada.


3.- Siempre necesitan que los demás le den algo

Ya sea apoyo, palabras de aliento, cariño y atención, tienen tanta inseguridad que casi ciegamente creen lo que los demás opinen sobre ellos, sean cosas buenas o malas, si nadie les hace caso, sienten que su vida carece de sentido. 

Si he identificado que soy una víctima ¿Qué puedo hacer para cambiarlo?

1.- Cambia tu forma de pensar

Si te sientes la víctima, entonces actuarás como tal y terminarás aceptando esta idea, por lo que tu vida está condenada al sufrimiento ¡Cambia tu manera de pensar! se positivo, así construirás desde adentro a una persona fuerte y valiente que está dispuesta a buscar su propia felicidad, sin perseguir la aprobación de los demás.

2.- Enfócate en todo lo que has superado

Si algún día la negatividad invade tus pensamientos, recuerda todos los difíciles obstáculos que has logrado vencer, y recuerda que si has podido llegar hasta donde estás es por tus propios méritos, claro que es bienvenida la ayuda de los demás, pero concéntrate en una sola cosa: a pesar del sufrimiento, siempre podrás resistir lo que venga ¡Ámate y valórate!

3.- Toma control de tu vida

El poder de cambiar y ser una persona exitosa está en tí, hoy piensa en que eres una persona fuerte, decidida y valiosa que sabe lo que quiere y luchará para obtenerlo, deja de pensar como víctima y actúa como lo que eres: un ganador, y verás que la felicidad te estará esperando, sólo debes darle vuelta a la página.

¿Qué esperas para ser feliz? La decisión está en tus manos
Recomendados
Recomendados