Badabun te recomienda

¿Lo permito o lo provoco? La pregunta que te cambiará la vida para siempre

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO

¿Cuál es tu reacción cuando enfrentas una dificultad? Te lo pregunto porque hace tiempo llegó a mi programa la Licenciada Leticia García experta en logoterapia. A lo largo de la entrevista hubo una frase que usaba constantemente y que me dejó meditando en ella “Mucho de lo que me pasa, o lo permito o lo provoco”

¿Cuántos problemas en tu vida han aparecido por esas causas? Honestamente en un principio no aceptaba esta idea, pensaba en cosas que me pasaron y con las que no tuve nada que ver, que fui víctima de las decisiones de otras personas pero me topé con algo clave : yo sí decidí como reaccionar ante esos estímulos.

Aquí te comparto algunos puntos para saber si lo que ocurre en tu vida lo provocas o lo permites: 


1.- No entiendes que las otras personas son diferentes a ti

Esperar que todos piensen como tú es una gran fuente de problemas. Recuerda que ellos crecieron en un ambiente diferente y han vivido experiencias distintas a las tuyas que han moldeado su carácter. Este factor es algo que debes respetar. 

2.- Te encierras en tus problemas

Cuando enfrentas una dificultad inmediatamente asumes que tienes un problema, no que será una prueba o una situación de aprendizaje en tu vida, quizá pierdes tiempo quejándote en lugar de buscar soluciones.

3.- El amor te lastima

Cuando sientes un gran amor por alguien, le permites demasiadas cosas, incluso llegan al punto de lastimarte pero tú reduces la falta por amor. La pareja que trata mal a su novia o novio, el padre que trabaja mucho tiempo y perdona las faltas de sus hijos por culpa… El amor no es una excusa para que te dañen, recuérdalo.


4.- Provocas agresiones

Permites que tu manera de ser cree conflicto en quienes te rodean y luego insistes en que ellos te trataron mal. Muestras imprudencia y poco tacto hacia los demás. 

5.- No aceptas tus responsabilidades

Cada vez que hay un problema te es fácil repartir culpas o esperar que otros tomen la iniciativa de resolverlo pero ¿y si lo haces tú? Buscar culpables sólo te llenará de ira y rencor, tú mismo crearás problemas o harás más grande el que ya existe. 

6.- Analiza ¿Qué transmites con tus expresiones y tu manera de ser?

Es importante que analices esto constantemente pues tu personalidad dirá mucho en la manera en que otros te traten o te respondan. El transmitir amor y respeto hará que eso mismo recibas. 

Te pido que recuerdes que todos tus pensamientos dependen exclusivamente de ti, tú eres quien decide cómo responder a lo que te rodea. No olvidemos que un pensamiento provoca siempre un sentimiento y un sentimiento provoca siempre una acción. Analiza qué permites y qué provocas en tu vida. ¡Ánimo!

Recomendados
Recomendados