Badabun te recomienda

Mira cómo actuar ante el chantaje de tus hijos. Recupera el control…

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


Existen situaciones simples que aunque no nos damos cuenta nos doblegan, modificamos nuestras decisiones y terminamos diciendo que sí cuando pensábamos en un no rotundo, necesario y saludable. ¿En qué momento cedimos el control de la situación a los hijos? 


Quizá dirás que tú no eres de ese grupo de padres y madres que permiten que sus hijos tomen las decisiones, pero ¿te has dejado convencer de comprarles comida chatarra en lugar de algo saludable? ¿has comprado algo después de decir que no le comprarías nada y recibir una rabieta tremenda? 

Lamento informarte que las conductas chantajistas se aprenden y los padres somos los responsables de que así sea. Es nuestras responsabilidad limitar las conductas de nuestros hijos. 

Es probable que no te hayas dado cuenta de cómo te chantajean tus hijos. Quiero compartirte algunos puntos que te harán descubrir si lo están logrando o no: 


1. Amenazan con hacerte o hacerse daño, llorar, o caer en tristeza o depresión si no haces determinada cosa que te exigen. 

2. Exigen de más aún cuando saben que no puedes o no estás en condiciones de hacer lo que te piden. 

3. Te hacen sentir culpable, que eres malo(a) o insensible a sus deseos. 

4. Te prometen que se van a portar bien, que van a poner atención en la escuela, que van a cooperar más en la casa, etc. siempre y cuando cumplas sus exigencias. 

5. Ignoran tus deseos. Primero son ellos y después ellos. 

A pesar de su edad, los niños son muy inteligentes y fácilmente identifican nuestros puntos débiles. Pero recuerda, sus tácticas de manipulación sólo funcionan cuando lo permitimos, sin víctima no hay chantajista emocional. 

Cuando cedes por miedo a su reacción o porque hace un berrinche delante de la gente le estás enseñando cómo manipularte ¡no cedas! Sólo aprenderá a tomarte la medida y al lograr su objetivo, descubrirá que puede repetirlo.

Si los chantajes de tus hijos son frecuentes, estas sugerencias que te comparto podrían ser de gran utilidad :


1.- Identifica si eres un padre sobreprotector

Hablo de aquellos que prácticamente envuelven a sus hijos en una burbuja de seguridad, hacen todo por ellos y les dan lo que sea con tal de que no sufran malestares, carencias o fracasos.

2.- Evita chantajearlo tú

Predica con el ejemplo. Para que no nos chantajeen lo primero es evitar chantajearlos nosotros, evita cosas como “si recoges tus juguetes te doy un chocolate”

3.- Toma tu tiempo

Si te está exigiendo, dile que no es el momento para responderle y que vas a pensar lo que te pide.

4.- Mantente firme 

Cuando te amenace con no volverte a hablar o quiera hacerte sentir mal por tu negativa, responde: “Si eso es lo que quieres, ni modo, lo lamento mucho pero yo no puedo cambiar mi decisión”. Si te dice el típico “Ya no te quiero” puedes contestarle: “Como quieras, pero yo siempre te voy a amar  mucho”.

Es difícil marcar límites a los hijos pero cuando lo logras, no es algo que solo mejore su vida actual sino también su futuro, lo estarás convirtiendo en un adulto capaz de lidiar con obstáculos, frustraciones y a trabajar honestamente por todo lo que quiere, ánimo ¡Hasta la próxima!

Recomendados
Recomendados