Badabun te recomienda

Mira cómo saber si te enamoraste de la persona equivocada. La verdad duele pero es necesaria…

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


Enamorarnos es fácil y todos podemos hacerlo, el problema aparece cuando lo hacemos de la persona equivocada. Nosotros podemos sentir mariposas en el estómago, ansiedad cuando no estamos con esa persona, exageramos sus cualidades y minimizamos sus defectos, pero aún así no quiere decir que es la mejor opción. Déjame platicarte de este caso donde el amor nos produce dolor. 

Quienes lo hemos vivido sabemos que es un estado de plenitud que nos hace ver la vida diferente y se incrementan notablemente las fuerzas para vivir y soportar adversidades. Los expertos dicen que esas sensaciones son por la secreción de diferentes hormonas y que su duración puede ser de tres meses a tres años. Claro que habemos excepciones donde el tiempo de duración de sensaciones perduran  hasta la fecha. 

Sin embargo, el problema más grave aparece cuando nos enamoramos de la persona equivocada.  Aclaro que no incluyo en este rubro a quienes afirman lo anterior después de varios años de matrimonio donde existió la armonía, el entendimiento, el respeto y la aceptación y por diversas situaciones  ahora salen con la novedad de que se enamoraron de la persona equivocada.  

La gente y las hormonas cambian, por eso no recomiendo confundir un error en la elección de la pareja con un proceso donde el amor acabó por falta de alimentación, se perdieron los detalles, el respeto y el entendimiento. 

El ciego no es el amor sino la persona, lo hacemos cuando no queremos o creemos haber encontrado a la persona que siempre hemos querido y le idealizamos tanto que hasta mucho después nos percatamos de que no es ni la mitad de lo que habíamos creído.

Hay dos factores que fundamentan esta equivocación de amar a quien NO deberíamos : 

1.- El autoengaño

Creemos en una persona ciegamente gracias a lo que sentimos y hasta justificamos sus acciones negativas con frases como “Tiene mal carácter, pero es porque sus padres no le comprenden”, “Sí, me grita mucho y me falta al respeto pero es porque tiene muchos problemas y pocos le entienden como yo”, “Me cela porque tiene miedo a perderme”, entre otras.

El punto es que estamos viviendo un autoengaño del que si no salimos, pagaremos un precio muy caro. Es común que quienes viven algo así sean advertidos por sus seres queridos de la situación y que de todos modos defiendan el gran amor que tienen y nadie comprende. 

Una relación donde brilla la indiferencia, los maltratos, las palabras hirientes y las faltas continuas de respeto no está basada en el amor y obviamente es fundamental  entender y decidir que no es la persona correcta.  Recuerda que el amor no es razón para permitir que te lastimen.

2.- La baja autoestima

Tengo una frase sencilla pero cierta : “Con hambre, cualquier taco callejero y desabrido nos sabe a gloria. Lo mismo sucede en el amor”. Quien siente urgencia por ser amado puede interpretar cualquier manifestación de afecto como una muestra de amor, una simple sonrisa puede convertirse en coqueteo ante sus ojos, una llamada le hará sentir que la otra persona no puede vivir sin él o ella. La necesidad de sentirse una persona importante, valorada y aceptada le hace creer que hay amor donde no existe. 

Recuerda que la autoestima se desarrolla cuando somos niños, se fortalece en la adolescencia y en la juventud, por eso insisto en la urgente necesidad de expresar el amor y aceptación a niños y jóvenes, nada fortalece más a otro ser humano que cuando le dicen sinceramente “me siento orgulloso de ti”.

Amar a la persona equivocada es desgastante. Se pueden invertir años en un amor que no es correspondido, se truncan sueños cuando vemos que esa persona no cambia y vemos con tristeza todos los daños, hay matrimonios frustrados, hijos que se ven envueltos en un fuego cruzado de pleitos y reclamos…luego las historias se repiten y nos cuestionamos ¿Será que les gusta sufrir? ¿Será que falta valorarse?  ¿o será que no se tiene el  tiempo para el análisis de lo que se vive o se siente?  

No le permitas a la vida sorprenderte con personas o circunstancias que no deseas, haz tu plan de vida y ten claramente en mente con quién quieres relacionarte y las consecuencias de guiarte solo por tus emociones. Incluye la razón en todo lo que decidas y agrega frecuentemente esta pregunta: ¿es esto lo que merezco para mí? Hasta la próxima, bendiciones.

Recomendados
Recomendados