Badabun te recomienda

4 pasos para que tus hijos sean personas exitosas. Su futuro está en tus manos

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


No existe padre o madre en el mundo que no quiera ver a su hijo triunfar, que tenga las mejores calificaciones, que sea un excelente deportista, que se emocione con el arte y otras buenas cualidades, pero ¿sabes cómo hacerlo? Este día quiero compartirte algunas técnicas para lograrlo. 

Lo primero es entender que no todos los niños son buenos para todo. Es muy importante observar y analizar para qué son buenos nuestros hijos, sus fortalezas, destrezas o habilidades que se les faciliten. 

Es normal que algunos sean buenísimos para las matemáticas, otros para los idiomas, otros para los deportes o muy astutos cuando se trata de armar algo. Una vez que tenemos ideas claras sobre las habilidades y potenciales, es posible guiarlos por un mejor camino y aquí lo más útil es ayudarles a fijar sus propias metas. 


Con mucho gusto te comparto cuatro pasos prácticos y sencillos que te ayudarán a fijar las metas de tus hijos y lo más importante: Que ellos aprendan a lograrlas por sí mismos.

1.- Estimúlalo

Los niños se esforzarán más por superarse si saben que van a recibir algo a cambio. Hoy en día los padres queremos darle todo a los hijos pero no es lo más adecuado. ¿No crees que es mejor darles las cosas en base a su esfuerzo? Seguro ayudará a que cumplan sus metas pues aprenderán a trabajar por lo que quieren.

2.- Hazlo pasito a pasito

Busca  metas que puedan darse a corto plazo, retos que se puedan lograr en poco tiempo pues así estimularás que también lo hagan a  mediano o largo plazo. Por ejemplo, si tu hijo tiene una calificación de 7, busquen para la próxima un 8 y quizá te sorprenda con un 9.

3.- Trabajen por fechas

Trabajen en definir el tiempo para ver los resultados de esas metas, si es para el día siguiente, para la siguiente semana o el próximo mes. El poner fechas nos ayuda a medir lo que avanzamos y a modificar lo que sea necesario. 

4.- Establece metas realistas 

Me refiero a que deben de ser metas que tu hijo pueda lograr, si le propones algo difícil o inalcanzable sólo provocarás frustración. 

¡No hay tiempo que perder! Vale la pena ser parte del desarrollo de los hijos para que cuando sean grandes puedan lograr lo que se propongan por ellos mismos. Recuerda la frase que dice “regálale un pez a un hombre y lo alimentarás por un día, enséñalo a pescar y lo alimentarás por toda la vida” ¡ánimo! Hasta la próxima.
Recomendados
Recomendados