Badabun te recomienda

7 pasos para sobrellevar el dolor y ser más fuerte. Lo mejor está por venir

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


Resiliencia es una palabra que suena fuerte, pero cuando conocemos y vivimos su significado nos cambia la vida. ¿Quieres saber qué es y cómo lograr esta transformación? Hoy quiero compartirte los detalles.

En algún momento todos hemos creído que la felicidad es vivir sin problemas o que cuando esas malas experiencias pasen por fin podremos ser felices, pero ¿sabes? Nadie escapa de las adversidades, desde que llegamos al mundo pueden aparecer en nuestra vida y creer que seremos felices cuando pasen los problemas es la peor ilusión que podemos tener. 

Aquí es donde se recurre a la resiliencia, la capacidad que el ser humano tiene para hacer frente a los problemas aprendiendo de ellos, superándolos y terminando más fuerte después del dolor. 


¿Cómo es una persona resiliente?

1. Sufrió, lloró, aprendió y ahora es más fuerte y segura de sí misma.

2. Se convierte en un ser digno de admiración por su manera de enfrentar las adversidades.

3. Enfrenta el reto, pero sabe que pasará, porque lo que no mata le fortalece.

4. Aprende a controlar sus emociones.

Hay personas más resilientes que otras, si eres papá o mamá seguro querrás que tus hijos desarrollen esa fortaleza o simplemente tú quieres aplicarla a tu vida. La buena noticia es que todos podemos ser resilientes, el factor decisión es la fuerza que necesitamos, animarnos a dejar de ser víctimas de las circunstancias y tomar las riendas de nuestra vida para salir victoriosos. 

La resiliencia es una capacidad que se desarrolla, aquí te comparto cómo hacerlo: 

1.- Acepta la realidad

Sí, es triste que ocurran las adversidades pero al aceptarlas, tu mente abre el camino para encontrar una solución o la manera de superarlas. En sí “El problema no es lo que nos pasa, sino cómo reaccionamos a lo que nos pasa”.

2.- No veas los problemas como amenazas sino como retos

“De la cuna a la tumba todos tenemos lecciones, no problemas”. Esta frase la dijo Facundo Cabral. Recuerda que nada es permanente en la vida.  Tanto las cosas buenas que nos suceden, como también las cosas malas.

3.- Confía en tus capacidades

Si otros han salido adelante ¡tú también puedes hacerlo! Siempre hay una solución y es en las épocas de crisis donde sacamos fuerzas de donde menos lo imaginamos. 

4.- Ponte en movimiento

Mi madre, cuando tenía broncas, siempre me decía: la vida es movimiento. Si hay necesidad de actuar, actúa como si todo fuera mejor. Lo peor es no hacer nada.

5.- Acércate a la gente que te quiere

Las amistades cercanas y las buenas relaciones familiares son las que serán tu más grande apoyo en los momentos difíciles, te escucharán y te podrán aconsejar si así lo quieres.

6.- Usa el sentido del humor

Encontrarle esta chispa a lo que te ocurrió puede reducir tu tensión. 

7.- Ten fe

Piensa en lo que quieres que ocurra, atrae lo bueno a tu vida. 

Y ahora ¿cómo desarrollar la capacidad de resiliencia en los niños? Como papás no queremos que sufran, sentimos que debemos protegerlos de todo pero eso sería contraproducente. Es nuestra labor enseñarles a enfrentar sus problemas, a afrontar retos y a aprender de sus errores para que puedan enfrentar la vida con seguridad, no es bueno solucionarles todo. Si a eso le sumamos el ejemplo de personas resilientes, su habilidad de serlo se fortalecerá.

Los niños deben aprender a enfrentar las adversidades, superarlas y transformarlas en algo positivo. 

Recordé una frase que queda perfectamente con quienes logran vencer adversidades a pesar de un sinfín de debilidades. San Francisco de Asís escribió: “Empieza por hacer lo necesario, luego haz lo posible y de repente te encontrarás haciendo lo imposible” ¡Ánimo! Hasta la próxima.
Recomendados
Recomendados