Badabun te recomienda

Estos son los 6 tipos de familia que existen. Mira cuál es la tuya…

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


Mucho nos quejamos sobre los problemas de la sociedad hoy en día. La violencia y  la falta de valores son de niveles muy altos pero podrían desaparecer si quienes tenemos una familia cumpliéramos con nuestras responsabilidades, el ser guías y transmitir valores de respeto a los demás ¿no lo crees?

Quienes están o han estado casados, saben de la gran responsabilidad que es el alimentar, educar a los hijos, es algo que transforma la vida cuando se acepta todo el compromiso. 

Actualmente hay varias maneras de clasificar a las familias, sobre las características de quienes las integran, la manera en que se relacionan  y otros. Hoy quiero pedirte que analices los siguientes tipos de familia para que concluyas cuál tienes tú:

1.- Familia rígida

Los padres tienen dificultades para aceptar los cambios lógicos y normales de los hijos, les brindan un trato de adulto a los niños o quieren controlar a los adultos como si fueran niños, se niegan a aceptar que los niños crecen. Por su parte, los hijos se sienten sometidos por lo rígido del trato de sus padres, los ven con una actitud muy autoritaria y sienten que sus ideas no son tomadas en cuenta, que viven en un régimen autoritario. 

2.- Familia sobreprotectora

Constantemente se preocupan por sobreproteger a los hijos y esto provoca que no desarrollen su autonomía, crecen sin iniciativa, no tienen idea de cómo ganarse la vida o enfrentar problemas, siempre encuentran la excusa perfecta y no hacen nada de provecho. Los padres hacen más lento el proceso de maduración de los hijos y los hacen dependientes de ellos, no les permiten decidir nada. Con el tiempo, cuando los hijos son adultos varias cosas cotidianas se les complican porque la costumbre era que les solucionaran todo.

3.- Familia centrada en los hijos 

Se crea cuando los padres no enfrentan sus propios conflictos y para evadirlos centran su atención en los hijos. No hablan de otra cosa entre ellos ni con sus amistades y familia, parece que viven para y por sus hijos. El problema aquí es que los conflictos de la pareja no desaparecen y hasta pueden crecer, podría ocurrir que uno de los dos estalle o que terminen separados. 

4.- Familia permisiva

Aquí los padres no pueden imponer disciplina entre los miembros que la integran, se escudan diciendo que no quieren ser autoritarios y que todo lo razonarán pero tanta libertad se convierte en libertinaje. Los hijos hacen lo que quieren y toda la familia debe afrontar las consecuencias, parece que mandan los hijos y los padres pierden el control con tal de que sus hijos no se molesten. 

5.- Familia inestable 

La familia no se siente unida, los padres no saben el mundo que le quieren mostrar a sus hijos porque no tienen metas en común con ellos. Esto provoca que los hijos crezcan con inseguridades, desconfianza y miedos, no aprenden a dar ni recibir afecto. Con el paso de los años esos hijos se convierten en adultos pasivos y dependientes, no saben expresar sus necesidades y esto les hace vivir con frustraciones, culpa y rencor. Esta falta de madurez en los padres es una herencia que le cobra factura a todos los que integran la familia. 

6.- Familia estable 

Los padres tienen muy claro sus responsabilidades, saben qué dar y qué mostrar a sus hijos. Con esta firmeza en sus mentes saben bien en qué dirección llevar a la familia, tienen valores y principios que les permiten cumplir cualquier propósito. Como se mantienen unidos los padres, los hijos crecen estables, seguros y confiados, establecen metas propias y las cumplen, saben dar y recibir amor, son activos, autónomos y capaces de expresar lo que sienten y/o necesitan, se sienten felices, maduros e independientes.

El valor que tiene el afán por promover la unión familiar no puede calcularse pues estos esfuerzos de mantener el núcleo familiar,  a pesar de que los hijos ya hayan creado su  propia familia les hacen sentir gratitud. ¿Te imaginas qué feo es cuando muere uno de los pilares de la familia y los miembros que quedan dejan de frecuentarse? 

Valora a tu familia y haz los esfuerzos necesarios por mantenerla unida, si hay algún sentimiento, tal vez un rencor, una aspereza, un mal entendido entre alguno, trata de que reine la tolerancia y el perdón, de que se imponga el amor ¡ánimo! Bendiciones. 
Recomendados
Recomendados