Badabun te recomienda

Mira cómo controlar y cambiar tus pensamientos. Te llegarán mejores cosas…

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


Creo que a todos nos han ocurrido momentos que son imposibles de disfrutar por estar anidando en nuestra mente malos presagios, miedos o temor a lo desconocido. La realidad es que hay cosas que no podemos controlar pero la mente juega con eso y nos puede convertir en nuestros propios enemigos ¿Hasta dónde llega el poder del pensamiento?


Precisamente porque no podemos controlar lo que va a ocurrir en algunas circunstancias, el futuro es incierto y el pasado no puede cambiarse, lo único que nos resta es controlar nuestros pensamientos…una tarea muy difícil.

Al no controlar las ideas alimentamos las historias de nuestro subconsciente y llegamos al punto de hacernos la vida imposible aunque sean cosas que no han ocurrido. 


¿Eres de esas personas que no pueden controlar sus pensamientos? ¿Crees que no puedes cambiar o expulsar esas malas ideas? Para responder a esos cuestionamientos lo primero es identificar qué tipo de ideas dominan tu mente. ¿Cómo son en tu vida cotidiana? ¿Te inspiran a superarte? ¿Te producen felicidad o pocos ánimos? A lo que voy es lo siguiente : tus pensamientos influyen grandemente sobre tu comportamiento.

Un pensamiento provoca siempre un sentimiento. Cuando ves que una persona actúa de tal o cual manera, generalmente lo hace por la influencia de lo que piensa. Por eso me atrevo a sugerir que si eres de las personas que anidan en su mente pensamientos negativos, ¡trata de desecharlos! ¡contrólalos! y así podrás modificar tus sentimientos y tus acciones. Aquí algunas estrategias para controlar lo que pasa por tu mente: 

1.- Evalúa el tipo de pensamientos que tienes

¿Cómo es tu diálogo interno? ¿Qué te preguntas a ti mismo cuando estás en silencio? ¿Qué piensas de la gente que te rodea? Estas preguntas te ayudarán a saber los sentimientos que te animan.

2.- Sé una persona de fe

Creer siempre en lo bueno, ser optimistas, buscar y creer siempre en lo mejor, de esa forma atraemos sólo cosas buenas. Si pensamos en forma positiva, atraeremos lo que deseamos que ocurra. Si pensamos en forma negativa, haremos llegar a nosotros lo que no deseamos. 

3.- Limpia tu mente

Analiza las ideas que acumulas en un día y verás que mucho de eso no te hace bien ¡debes tirarlo! Esos malos pensamientos sólo arruinarán tu presente y te alejarán de la felicidad que mereces. Cambia de acción, canta, baila, grita si es necesario, piensa en cosas positivas y verás que cambia tu ánimo. 

Quiero concluir con un pensamiento que compartió conmigo un profesor, hace ya algunos años. Eso me ha ayudado –y creo que te pasará lo mismo-, a entender la influencia que sobre nuestro actuar y forma de ser producen nuestros pensamientos:

“Mantén tus pensamientos en positivo, porque tus pensamientos en positivo se convierten en palabras. Mantén tus palabras positivas, porque tus palabras se convierten en acciones. Mantén tus acciones positivas, porque tus acciones se convierten en tus hábitos. Mantén tus hábitos positivos, porque tus hábitos se convierten en tus valores y tus valores, se convierten en tu destino.”

¡Ánimo! Hasta la próxima.

Recomendados
Recomendados