Badabun te recomienda

Mira lo que debes hacer ante la traición de un amigo. No todo está perdido…

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


La traición en la amistad es algo muy doloroso porque entran en juego muchos sentimientos, desde la negación, la tristeza, el abandono y la sensación de no valer nada para la gente. Los amigos son la familia que podemos elegir y sin ellos sentimos que el mundo se nos viene abajo. Hoy quiero hablarte sobre lo que puedes hacer para manejar esta dolorosa experiencia. 

Hay ocasiones donde quien fue traicionado asume que si ese amigo le falló todos lo harán pero no es así. En una traición debemos considerar los siguientes puntos: 

1.- ¿Es amigo o conocido?

Los amigos los contamos con la palma de la mano, a todos podemos decirle “amigos” pero en realidad muchos resultan ser sólo conocidos. 

2.- ¿Tenías expectativas muy altas? 

Quizá tú aportabas más a la relación, tu amistad era mayor y esa persona no pudo llegar al mismo nivel, algo falló y no fue su lealtad sino lo que tú esperabas de ella o él. Le escuchaste hablar mal de otros, había señales claras pero las ignoraste y ahora fuiste la siguiente víctima.

3.- ¿Vale la pena conservar esa amistad?

Si ya te traicionó ¿por qué sufres por alguien que no lo merece? Algunas personas sufren por los traumas que cargan y esto les hace explotar, es como lo único que les faltaba pero no es para tanto. 

Hablando de la traición hay tres áreas que se ven afectadas:

1.- Los pensamientos: Estamos “rumiando” (dándole vueltas a) lo que ocurrió y eso nos afecta enormemente. 

2.- Las emociones: Te sientes víctima eterna de las circunstancias.

3.- Las conductas: Te dan muchas ganas de vengarte. 

Ante una traición, te recomiendo lo siguiente:

1. Asume tu responsabilidad, no confíes de más.

2. Evita la venganza. Eso sólo daña más.

3. Toma el hecho como un aprendizaje. La vida te va demostrando quiénes valen al pena y quienes no.

4. Perdona.  A juicio de los especialistas, un paso muy importante para sanar es el perdón aunque esto no significa que habrá una reconciliación. El perdón te hace libre. 

5. Recuento de bendiciones.  Haz un balance de todas las bendiciones que tienes y de la gente que verdaderamente merece estar en tu vida.

Hay personas que llegan a nuestra vida con un propósito pero eso no implica que deban quedarse para siempre, toma lo bueno y sigue tu camino, ánimo. Hasta la próxima.
Recomendados
Recomendados