Badabun te recomienda

Responde estas 4 preguntas y descubre si realmente eres feliz. Nunca es tarde para cambiar tu vida

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


La muerte es algo que todos tenemos seguro, podría decirse que lo único y aunque es algo que vemos lejano, no podemos negar que tenerla cerca nos hace reflexionar sobre cómo hemos vivido y cómo aprovechar el tiempo que nos queda en el mundo. Hoy quiero invitarte a que analices tu caso con cuatro pensamientos que te cambiarán la vida.

Ric Elias era uno de los pasajeros que iba en el vuelo 1549 de US Airways el 15 de Enero del 2009, el cual se desplomó en el río Hudson en Manhattan; sin embargo, gracias a la pericia y capacidad del piloto, los pasajeros y la tripulación sobrevivieron.  Él iba en el asiento 1D y escuchó un estruendo que no era natural, por la cercanía que tenía con los sobrecargos, que estaban sentados frente a él en el asenso, les preguntó que qué era ese ruido, recibiendo por respuesta que probablemente habían golpeado a unas aves.

En dos minutos ocurrieron tres cosas al mismo tiempo:  El piloto se alineó al río Hudson, situación que no es normal ese lugar; posteriormente se escuchó un silencio total, que solamente sucede cuando las turbinas no están en funcionamiento y luego las palabras del piloto “Prepárense para el impacto”. Recordó inmediatamente escenas de catástrofes aéreas, incluidos los acuatizajes, donde el avión queda totalmente despedazado por el fuerte impacto con el agua que, como sabes, al caer de una altura considerable, es como caer en una superficie sólida.

Mi trabajo requiere que viaje en avión constantemente y tan solo de imaginarme que me ocurra algo así un escalofrío me recorre el cuerpo, las posibilidades de sobrevivir a un accidente aéreo son mínimas.

Ric compartió su experiencia con un auditorio de aproximadamente 500 personas y encontré el video en Youtube. En tan solo 3 minutos fue capaz de dar una lección magistral por los pensamientos que llegaron a su mente en aquellos momentos cruciales. 

El primero era que todo podía cambiar en cualquier momento. Nadie, absolutamente nadie estamos exentos a que nuestra vida tome un giro inesperado que nos haga pensar que todo ha terminado y cuestionarnos qué hemos hecho o dejado de hacer. ¿Qué tan expresivos hemos sido con la gente que consideramos importante?, ¿Qué tanto disfrutamos la vida? Y ¿qué experiencias hubiéramos querido tener y no tuvimos? 

El segundo pensamiento fue pensar en todos los momentos donde le dio el lugar al ego, enganchándose en problemas sin sentido. Un hecho que suele quitarnos tiempo y energía que podríamos emplear de una forma más productiva. Me hizo reflexionar en qué preferimos ¿tener la razón o ser felices? 

El siguiente pensamiento fue que la muerte no da temor. Veía que el avión se acercaba al agua y no sentía miedo, pero pensaba en todas las cosas que quería hacer, lo increíble que era su vida y que le hubiera gustado ver crecer a sus hijos.

Yo pensaba que en momentos así uno se paralizaba, que los nervios nos provocaban un bloqueo total pero de acuerdo a Ric no era así. Lo que sí admitió es que desde aquella experiencia procuraba vivir intensamente cada momento y no había vuelto a pelear con su esposa. 

Puedo resumir su experiencia en cuatro preguntas : 

1.- ¿Qué cambiarías?

2.- ¿Qué modificarías en tus relaciones con los demás? 

3.- ¿Qué harías o desearías haber hecho y no hiciste? 

4.- Y sobre todo, ¿cómo eliminarías la energía negativa fruto del ego desmedido por querer discutir por situaciones sin importancia? 

La idea es no esperar a vivir esos momentos de vida o muerte, aprovecha esta reflexión para tomarte un respiro y analizar si estás haciendo lo correcto con tu tiempo y  tu vida y cambia lo que sea necesario para que puedas disfrutar plenamente. 

Haz los cambios en este momento que aún puedes y llena tu vida de momentos memorables que te conviertan en una persona inolvidable y cuya vida sea digna de ser admirada a través del tiempo, ánimo. Hasta la próxima.
Recomendados
Recomendados