Badabun te recomienda

7 consejos para tener una increíble relación nuera-suegra. Tu esposo vivirá feliz

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


Por alguna extraña razón, la relación entre nueras y suegras puede ser muy complicada. Lo que te compartiré a continuación también puede aplicar para yernos y suegros el punto es mejorar la relación familiar entre ambas partes, por el bien de nuestra pareja y el de nosotros mismos. 

Los chistes sobre las suegras abundan, ni hablar de las comedias pero creo que debemos destacar que no todas las suegras son conflictivas y que no todas las nueras son malas, hay casos de relaciones muy buenas e incluso, donde se llevan mejor que con los propios hijos. 


En esta ocasión quiero compartirte algunos consejos para que la relación sea más cordial, recuerda que también aplican en casos de yernos y suegros. 



Consejos para las nueras: 

1.- No compitas


Procura que tu suegra no piense que intentas superarla o sacarla de la vida de su hijo. Son amores diferentes. Ella es su mamá y tiene un lugar muy importante. No se trata de “ganarle” o hacerla a un lado, simplemente llevar una sana convivencia, donde el respeto sea el principal pilar de la relación.

2.- Sé auténtica


Sé amable, muéstrate como eres realmente, no hay nada peor que fingir para agradar a alguien, al final siempre saldrá a la luz tu verdadera personalidad.

3.- Muestra una actitud agradecida


Agradece siempre sugerencias y consejos pero hazle ver que las decisiones las toman siempre en pareja. Agradece cuando te brinde ayuda y siempre ten la plena disposición de escucharla con atención y respeto. 

4.- Respeta y establece límites


Debes aprender a poner límites congruentes y cordiales, por ejemplo, si vas a casa de tus suegros debes respetar las reglas que existen en ese lugar, o viceversa, cuando ellos vayan a tu casa no deben pasar tu autoridad. Estos límites aplican en distintos aspectos: el cuidado de los hijos, la dinámica familiar en el hogar y las decisiones que toman en pareja. 

5.- Trátala con educación y respeto


Trátala como te gustaría que te trataran a ti, aún si ella no es así contigo, ya que no tendrá motivos para criticarte. Recuerda que, después de todo, es la madre de tu pareja y será parte de tu círculo familiar durante toda la vida. De igual manera debes comunicarte con tu esposo, pues él debe darte tu lugar y poner un límite a las malas actitudes que su madre tenga hacia ti.

6.- No la compares con tu madre


A nadie nos gusta que nos comparen y obviamente a tu suegra no le gustará que la compares con tu mamá. Es algo innecesario y pueden darse muchos malentendidos. Recuerda que cada uno tiene una personalidad distinta, la cual responde a las vivencias y memorias del pasado. Evita juzgarla, trata de ser empática y respétala, verás que de esa manera su relación será de cordialidad y tolerancia. 

7.- Reconoce sus cualidades


Esa es la llave de entrada al corazón más difícil. Quizá los roces cualidades y que tú las resaltes la hará sentir halagada. Sobre su trabajo en casa o en la oficina, algún buen hábito que le haya inculcado a tu pareja, algo de cocinar que le queda delicioso, etcétera. 

Consejos para las suegras:

1.- No llegues de visita sin avisar


Esta es la queja principal, según dice el psicólogo Terry Orbuch, profesor de la Universidad de Michigan, quien ha dirigido un estudio de los Institutos Nacionales de Salud sobre matrimonio y divorcio, siguiendo a cientos de parejas durante 26 años. “Las nueras necesitan autonomía, independencia y cuando la suegra llega sin avisar, pasa por alto ese derecho”. Además, puede interferir con planes y compromisos de la pareja. Suegra: evita aparecerte sin avisar y si ya lo hiciste, discúlpate. Cuando quieras visitar, pregúntale a tu nuera qué día y a qué hora te pueden recibir.

2.- Dale el lugar que le corresponde


Es verdad que como madres sientes que mereces el amor completo de tus hijos, sin embargo, debes entender que ahora su pareja tiene prioridad. Como tú un día lo hiciste, ellos ahora han formado una familia que está antes que nada.

3.- No te quejes de tu nuera con tu hijo


No hables mal de tu nuera porque eso sólo lo pone a él entre la espada y la pared. Un hombre no quiere escuchar cosas negativas de la mujer que ama, menos si provienen de su madre. Lo más probable es que sólo conseguirás que él se enoje contigo.

4.- No esperes que tu nuera te trate como a su mamá


Por mucho que te quiera y por muy buena relación que tenga contigo el vínculo que ella tiene con su mamá es especial y único, así como lo es el que tú tienes con tu hijo. Esto no quiere decir que su cariño sea menos sincero, recuerda que cada relación es distinta y única. 

5.- No des consejos no pedidos


Si tu hijo y su pareja discuten, no intervengas dando tu opinión o defendiéndolo. No traspases los límites que la pareja establece como parte de su relación.  Puedes ayudar o dar consejos, pero sólo si te lo piden. Recuerda que tú solamente ves una parte de su vida y desconoces los pleitos y acuerdos que tienen en privado. 

Si crees que tu hijo no es feliz o que no está tan bien como tú quisieras no culpes a tu nuera. Él es tan responsable como ella, de lo que está pasando.

6.- Y respecto a los nietos...


No critiques la educación que están recibiendo. Respeta las reglas que tu nuera ha implantado y nunca les digas a los niños que su mamá está equivocada o que es mala. 

Recuerda que no estás perdiendo un hijo, estás ganando una hija.

Es importante recordar que la relación suegra-nuera será para toda la vida y por lo tanto, debemos alimentarla constantemente con respeto y tolerancia de y hacia ambas partes. 

Suegra y nuera, si quieren mantener una buena relación dependerá de ambas y de que si alguna de ustedes no quiere pelear, no habrá conflicto. Podrán diferir en muchas cosas, pero coinciden en el amor que le tienen a una persona.

Recomendados
Recomendados