Badabun te recomienda

Cómo separarte de tu pareja sin dañar a tus hijos. Ellos son lo más importante

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


Aunque el divorcio se ha vuelto común en nuestra sociedad es importante que, por encima de los problemas de la pareja, se entienda el efecto que la separación tiene en los hijos, porque sufren y les afecta fuertemente.  Hoy quiero compartirte cómo tratar el tema con los niños para que sea una transición tranquila, que tengan seguridad de que sus papás los  aman y que el adiós es por motivos ajenos a ellos.

Hay parejas que manejan el asunto de forma civilizada y madura, así es menos doloroso. Aquí te comparto los pasos a seguir, para que puedas hacerlo, si es tu caso, o lo compartas con alguien que esté pasando por lo mismo: 


1.- Busquen el momento adecuado para tratar el tema


Procuren que ambos tengan tiempo suficiente para estar con los niños a la hora de platicar de la situación, pero no inmediatamente antes de ir a la escuela o a dormir, pues así sólo les crearían inseguridad. 



2.- Eviten que los niños lo sepan por terceras personas


Quizá es difícil la convivencia entre la pareja, pero vale la pena hacer el esfuerzo para que ambos informen a los niños qué está pasando 

3.- Hablen con claridad


Traten de hacerlo de la forma más sencilla. Usen lenguaje adaptado a la capacidad de comprensión de los niños y denle sólo la información que puedan entender.

Si su hijo es muy pequeño lo mejor es explicárselo con palabras sencillas. Podrían decirle algo como: "papá y mamá vamos a vivir en casas diferentes, para no pelear tanto, pero los dos te queremos mucho".

Si son más grandes o adolescentes tendrán muchas preguntas, así que estén preparados para darles la información con la mayor sinceridad posible.

4.- Controlen sus emociones


No se exalten ni permitan que las emociones controlen el momento. Eviten discutir frente a los hijos, pues si les ven agresivos, enojados o sufriendo, será una experiencia más traumática y motivo de preocupación para ellos. 

5.- Repítanles varias veces que no es su culpa


En ocasiones los niños se sienten culpables por la separación. Por lo tanto es importante hacerles saber que ellos no tuvieron nada que ver, que es una decisión de ustedes, como pareja y que la responsabilidad sólo es de papá y mamá.

6.- Recuérdenles el amor que sienten por ellos


Recurran a frases como: “no importan los cambios que vengan, papá y mamá siempre te amaremos y estaremos para ti, aunque uno de los dos no viva contigo”.

7.- Hablen con claridad de los cambios que vienen


Mencionen que quizá al principio será difícil adaptarse, pero mamá y papá saben que es lo mejor, y los apoyarán mientras se acostumbran. 

Una vez que la pareja se ha separado es fácil cometer errores que pueden dañar más la relación de cada uno con los hijos. Estas equivocaciones harán todo más difícil, por lo tanto les sugiero lo siguiente : 

1.-  Recuerden que no se divorcian de sus hijos o sus hijas


Los niños deben quedar al margen de la separación, y no perder la relación con alguno de sus progenitores ni con sus familiares. 

2.- Mantengan la rutina de sus hijos


Tanto en la casa de mamá como en la de papá realicen las mismas actividades, así los hijos se sentirán seguros.

3.- No critiquen al otro progenitor delante de los niños


Es tentador pero también injusto. Los niños saben que son parte de los dos, y pueden sentir que son tan "malos" como el ‘‘ex’’. Cuando un padre critica a su antigua pareja también critica al niño.

4.- Los hijos no son mensajeros, testigos ni espías


Por eso hay que encontrar la forma de comunicarse con la ex pareja sin involucrar a los niños. Tampoco les pidan que revelen qué hacen con el o la ex cuando están juntos.

5.- Ambos padres importan en la vida de los niños


No importa lo enojado(a) o decepcionado(a) que estén, facilítenles la relación con el otro progenitor, no le impidan verle. Nadie puede dar a un hijo lo que necesita, sólo sus padres, y ellos son únicos e irremplazables. 

6.- Compartan


Tanto el padre como la madre deben hablar sobre educación, salud, comportamiento y necesidades de sus hijos, y hacer un frente común para que los niños no vean contradicciones.

7.- No intenten comprar el amor o la preferencia de los hijos


Las necesidades sentimentales de los niños no se llenarán con cosas materiales; nada puede sustituir el amor de papá y mamá. 

8.- No caigan en manipulaciones o chantajes


Es horrible hacer que los niños elijan entre papá y mamá; se trata de una auténtica tortura, pues sienten que traicionan al otro. Y tampoco chantajeen al ex con que no verá a sus hijos para que se arrepienta de sus errores.

Recuerden que lo mejor que pueden hacer por sus hijos es respetarse mutuamente y llevar una relación cordial. Una prueba de amor hacia ellos es mostrar respeto a la ex pareja. Les daña que hablen mal del otro, ya que es una de las personas más importantes en su vida. No los pongas entre la espada y la pared. En su corazón hay amor y respeto para ambos. ¡Ánimo!

Recomendados
Recomendados