Badabun te recomienda

¿El suicidio se puede prevenir? Estas son las señales a las que debes estar alerta

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO



Los hechos recientes han llamado mi atención y estoy seguro que tú también tienes varias preguntas al respecto. Quiero invitarte a que en lugar de buscar culpables, hablemos de cómo prevenir situaciones de este tipo, pues un simple consejo como los que te compartiré podría hacer una gran diferencia. Hoy te hablaré del suicidio y cómo evitarlo.



Estoy convencido de que el suicidio es solución permanente a un problema temporal, pues la vida es lo más importante que tenemos y nada ni nadie vale más que ello. 



El índice de intentos y consumación de suicidios desafortunadamente va a la alza. Según la Organización Mundial de la Salud, más de 800 mil personas se quitan la vida cada año, lo que representa cada 40 segundos. Es la segunda causa principal de defunción en el grupo de 15 a 29 años.


Como comprenderás, la cifra es alarmante. A eso hay que sumarle que los intentos son veinte veces más frecuentes que los consumados, aunque eso no le resta importancia, pues son personas que no aceptan su realidad. Se estima que aproximadamente 5 por ciento de la población mundial quiere suicidarse, y que la idea de llevarlo a cabo se presenta entre 10 y 14 por ciento de la población.


¿Qué puede provocar pensamientos suicidas? 

El suicidio puede pasar por la mente de cualquier persona, ya sea joven o adulta, no importa nivel académico, estatus social ni religión. Estos pensamientos ocurren cuando experimenta intenso dolor emocional y piensa que no hay otra salida. Las situaciones que provocan ese dolor son diferentes para cada uno, como:

1.- Enfermedades mentales, principalmente depresión, y padecimientos físicos graves.

2.- Consumo excesivo de alcohol y sustancias tóxicas.

3.- Violencia.

4.- Sensaciones de pérdida.

5.- Desempleo o problemas financieros


La mayoría de los suicidas dan señales de sus intenciones. Por esto es muy importante no ignorar ningún signo o amenaza como los que te compartiré a continuación. 

Estas son algunas señales de alerta:

1.- Decir frases como: "a nadie le importo"; "no te preocupes, ya pronto descansarás de mí"; "mejor me voy a morir, para que ya no batalles conmigo". 

2.- Cambios drásticos de conducta. Si siempre ha sido alegre, relativamente sociable y de pronto la notas retraída, triste, demasiado irritable o solitaria, algo no anda bien.

3.- Aislarse de amigos, familia y eventos sociales.


4.- Despedirse de la familia y los amigos, como si no lo fueran a ver otra vez.

5.- Abusar de alcohol o drogas, o involucrarse en actividades riesgosas.

6.- Cuanto mayor es la depresión mayor es el riesgo de suicidio.


7.- Si hay amenazas en relación con atentar contra su vida, urge tomar cartas en el asunto, ya que muchos pueden interpretarlo solamente como forma de llamar la atención o especie de chantaje

Es un mito decir que hablar del suicidio puede dar ideas a alguien para llevarlo a cabo. Es un tema del que hay que hablar en forma directa, sin miedo. No tomes estas señales como chantaje o intento de llamar la atención; acércate a la persona cuanto antes.


Si alguien te dice que quiere suicidarse esto es lo que puedes hacer : 

1.- Averigua más. Trata de sacarle la mayor información posible, pregúntale a detalle por qué piensa en eso.

2.- No lo dejes solo. Escucha atentamente lo que tenga que decirte sin juzgar; déjalo que exprese sus sentimientos. 

3.- No hagas que se sienta culpable (¡harías un daño enorme a tu familia!)


4.- No desestimes sus sentimientos. ("¡Ya olvídate de eso!")

5.- Dile que lo que le sucede tiene tratamiento, que le vas a ayudar todo lo posible y que puede contar con tu apoyo.

6.- Dile que los pensamientos y deseos de suicidio siempre son temporales.

7.- URGENTE: una persona con esos pensamientos debe ser atendida de inmediato, trata de convencerla para que hable con un psicólogo o un psiquiatra, ya que le serán de gran ayuda.

Si has llegado a pensar en el suicidio quiero decirte que todo tiene solución. Emplea las siguientes recomendaciones :

1.- Recuento de bendiciones


Es saludable recordar que hay tantos motivos por los cuales dar gracias a Dios, tanta gente que te ama y necesita de ti. Esta es sólo una mala etapa, y como todas las etapas, va a pasar.

2.- Las comparaciones son odiosas, pero en estos casos vale la pena. 


Piensa que hay personas que han pasado por situaciones aun peores y han logrado superarlo.

3.- Siempre hay una solución


La depresión altera tu capacidad de pensar. Pide auxilio cuanto antes. Amigos, familiares y terapeutas pueden ayudarte a encontrar la mejor solución.

Insisto: jamás olvides que nada ni nadie es más importante que tu propia vida. Siempre habrá alguien que te puede escuchar, que te puede animar. Confía en tus seres queridos y verás que tras la tempestad llega calma. Hasta la próxima.

Recomendados
Recomendados