Badabun te recomienda

Estos descuidos podrían estar acabando con tu relación. Mira cómo mantenerse enamorados

AUTOR DR. CÉSAR LOZANO


Tal vez ya no te entusiasma tanto la idea de salir a pasear en familia, o quizá te haya ganado la flojera este domingo y preferiste quedarte en casa, viendo televisión con una playera vieja y tomando refresco en el sillón; o la idea de salir a cenar en pareja ya no suena tan emocionante y romántica como hace algunos años.

¿Te sentiste identificado? ¿Piensas que ya no tiene sentido hacer algo fuera de casa, porque de cualquier manera será ir con la misma persona? 



Aunque no lo creas es muy común tener algunas de estas ideas, pues en ocasiones el tiempo va desgastando las relaciones, no solamente con la pareja sino con la familia y las amistades. Enseguida te voy a explicar a qué se debe este extraño fenómeno de apatía e indiferencia. 



Muchas veces somos víctimas de la rutina; con el paso de los años nuestros ojos se vuelven ciegos ante lo que antes nos provocaba asombro, dejamos de sentir esa emoción característica del enamoramiento y cruzamos la delgada línea que existe entre el amor y el hartazgo, entre el respeto y el miedo, entre la alegría y hacer el ridículo. No nos damos cuenta de que, lentamente, estas actitudes cambian por completo la hermosa relación que construimos con tanta ilusión.

La idea es ver más allá de la indiferencia y encontrar la manera de revivir esos momentos de magia, esa felicidad de formar parte de una familia amorosa en lugar de entregarse a la impaciencia y la frustración por mantener a los hijos. ¡Enfócate en lo bueno! Piensa: ¿En qué momento me he convertido en víctima de la apatía? ¿Cuándo dejé de preocuparme por mi apariencia y mi salud? ¿Por qué he dejado de lado a mi familia? Te invito a que reflexiones a partir de estas cuestiones y dejes que la armonía regrese a tu vida, aprendiendo a equilibrar tus emociones: decide ser feliz.


Déjame preguntarte algo: ¿Cómo eras hace unos años, cuando conociste a tu novio o novia? Seguramente tú, como hombre, te bañabas temprano, afeitabas tu barba, procurabas tener el cabello bien recortado, usabas atuendos impecables, cuidabas tu figura y te perfumabas antes de pasar por tu novia. ¿O me equivoco?

En el caso de las mujeres, nunca salían de casa sin arreglarse el cabello y seguramente el maquillaje y un lindo vestido eran dos cosas que no podían faltar. Además, claro, de una fragancia fresca, ¿verdad? Ahora pregunto a ambos por qué dejaron de hacerlo. Sé que muchos dirán que “la apariencia no es importante”, pero ¿de verdad te sientes bien contigo mismo así? 


No dejes que flojera y descuido se conviertan en tu forma de vida, aprende a amarte y busca siempre la mejor versión de ti. Muéstrale a tu pareja que no importa cuánto tiempo pase, el amor, el deseo y las ganas de cuidar su relación jamás deben quedar de lado. Pasada la etapa del enamoramiento, que puede durar de 3 meses a 3 años, el amor se vuelve una decisión, algo que conscientemente tienes que cuidar y cultivar, con pequeñas y grandes acciones cada día. Nadie más lo va a hacer por ti, lucha por tu felicidad.

Vive enamorado, vive feliz y nunca dejes que la rutina mate el amor que tienes a tu pareja y a tu familia. ¡Buena suerte, y hasta la próxima!

Recomendados
Recomendados